El 20 de enero, el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao y el presidente de la República, Juan Manuel Santos, dieron a conocer los pormenores de la iniciativa “Mi Casa Ya, subsidio a la tasa”.

Por medio de esta, se espera que una familia de clase media pueda comprar vivienda con precios entre $93 y $231 millones, con subsidio a la tasa de interés. El programa, espera la reglamentación por parte del Ministro de Hacienda antes de que finalice enero.

La meta de este proyecto, es que 50.000 familias sean propietarias e incluso, adquieran una segunda vivienda, siempre y cuando no hayan sido beneficiarias de ninguno de los subsidios a la tasa anteriormente.

Esta iniciativa, hace parte del Plan de Impulso para la Productividad y el Empleo (Pipe), en su segunda fase.

El Ministro de Vivienda, agregó que esta inversión impulsará más de 27 sectores económicos y 32 industrias. Se generarán cerca de 58.000 empleos e inversiones en vivienda entre $10.7 y $12.6 billones.

¿Qué opinan algunos gremios y constructoras?

La presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, afirmó que este es un nuevo empujón para el sector constructor y para la economía del país. “Desde el anuncio del Frech**, grandes  expectativas de los empresarios y los hogares compradores han venido alimentando las perspectivas. En dos ocasiones anteriores se ha demostrado la importancia del subsidio en el desempeño del sector, el empleo, la demanda de insumos y los hogares compradores”.

Según Juan Pablo Munera, director de obra de la Constructora Arquitectura y Concreto, cada incentivo que haga el Gobierno en Bogotá, ayudará a motivar la construcción en la ciudad. “Además la clase media es una población grande en la capital, por lo tanto, si se motivan a participar de este subsidio, dinamizan el sector y demandarán nuevas construcciones”.

**Frech: un beneficio ofrecido por el Gobierno Nacional y administrado por el Banco de la República, que facilita la financiación de vivienda de interés social.