La tecnología continúa permitiendo que los constructores simplifiquen procesos y que sus proyectos sean mucho más atractivos. Un reciente ejemplo es el Proyecto Tango de Google.

¿Qué es?

Es una apuesta de Google que revoluciona la manera de hacer planos. Su objetivo es dotar a los teléfonos inteligentes con la capacidad de crear mapas en 3D realistas y proporcionar experiencias virtuales a medida que el usuario se mueve a través del mundo real.

Este proyecto está compuesto por un hardware y software, con características específicas también diseñadas por Google, capaces de registrar el movimiento completo del dispositivo mientras crea un mapa del entorno de manera simultánea.

Es una herramienta útil para los constructores, porque les ahorra tiempo a la hora de hacer un plano en un proyecto construido que quieran rediseñar. Solo necesitan del software y una vez se genere el plano 3D, puede empezar a realizar las modificaciones.

¿Cómo funciona?

Es sencillo, la idea es entrar al programa y recorrer alguna edificación. Por medio de la cámara del dispositivo móvil, los sensores del teléfono toman más de 250 millones de medidas 3D cada segundo y utilizan los datos para construir un modelo de los espacios que se están recorriendo.

Incluye interfaces de programación de aplicaciones hechas a medida, la cuales permiten conocer la orientación y profundidad de la estructura que se va a construir.