infraestructuravial

Doble Calzada Hatillo-Barbosa / Cortesía Mintransporte

 

De acuerdo con los presidentes de, la Cámara Colombiana de Infraestructura, CCI, Juan Martín Caicedo, Sociedad de Ingenieros, SCI, Diana Espinosa y el ex director de Concesiones Álvaro José Soto, existe un malestar por la lentitud de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, para asignar las 33 obras de las cuarta generación.


Pasados tres años desde que la ANI comenzó los estudios de la nueva generación de vías la SCI identificó serios problemas técnicos, por ejemplo, pendientes que reducen sustancialmente la velocidad en las vías.


Al respecto Espinosa manifestó que el ideal es poderse movilizar a 100 u 80 kilómetros por hora, pero al identificar pendientes demasiado altas, alineamientos muy cerrados y ausencia de rectificación, la velocidad se reduce de manera significativa.


Soto por su parte mostró su inconformidad al cuestionar a la ANI, por la demora en los procesos y falta de estructuración en los proyectos que con anterioridad se habían suscrito.


Por su parte los constructores tienen grandes preocupaciones por los nuevos proyectos de infraestructura vial, debido a que no se ha logrado sobrepasar problemas como: compra de predios, conflicto con comunidades y temas ambientales.

 

Martín Caicedo de la CCI agregó que sería tiempo perdido licitar, teniendo en cuenta que se temas ambientales, prediales, con comunidades e interferencias de redes, no se han resuelto, factores por los cuales las carreteras en Colombia no se concluyen a tiempo.


Los gremios coinciden en que desaprovechar los $44 billones asignados para infraestructura, es un lujo que el país no se puede dar.