IC Constructora se ha convertido en 50 años de historia en una de las constructoras más respetadas e importantes del país, que ha traspasado sus fronteras para llevar el sello de calidad colombiana a Latinoamérica y que hoy sigue creciendo, incluso en estos momentos de incertidumbre, lanzando este año proyectos exitosos en Bogotá, Cali, Bucaramanga y próximamente en Santa Marta,  y participando en otras líneas de negocio como la operación y administración de activos inmobiliarios con transacciones emblemáticas como la venta del centro comercial Calima al  grupo Chileno Mall Plaza, inmueble que era administrado por IC Inmobiliaria, subsidiaria de IC Constructora desde finales del año 2018.

Busca proveedores para su proyecto constructivo, consulte la Guía de proveedores de En Obra.

WhatsApp Image 2020 12 09 at 10.05.28 AM 1024x677

“Es un orgullo llegar a medio siglo de historia inspirados por un gran líder visionario como lo fue Don Julio Carrizosa Mutis, nuestro fundador, uno de los personajes y empresarios más relevantes del país, quien dejó una huella imborrable en el sector constructor, no solamente trayendo al País el sistema prefabricado sino aportando activamente en el sector financiero a hacer la vivienda social más accesible para todos”.

Rafael Álvarez, presidente de IC Constructora.

Con esa visión del señor Carrizosa, quien diversificó sus inversiones siempre con una visión en Colombia, y fue reconocido también por su papel histórico en las Corporaciones de Ahorro y Vivienda Ahorramas, Davivienda y Granahorrar, IC Constructora ha consolidado no solo su aporte directo con la accesibilidad a las viviendas sociales de calidad, sino además, ha incursionado en la construcción de centros comerciales, edificios de oficinas, proyectos de uso mixto y plataformas logísticas, con una visión de sostenibilidad.

 Así, consolida un record en medio siglo de más de 47.000 unidades de vivienda construidas en Colombia, 4.500 vendidas en Brasil y Guatemala, tres centros comerciales, 117 proyectos en todo el país, diez premios al sistema de construcción, 22.849 m2 destinados a soluciones logísticas y el sello de ser hoy pioneros en la creación de la primera plataforma con capital institucional para proyecto multifamily en Colombia.

Lea también: Conozca el dato acerca de la recuperación gradual del sector inmobiliario.

El respaldo de las cosas bien hechas

IC Constructora nació en Bucaramanga, en el departamento de Santander, extendiéndose rápidamente a todo el país, impactando a miles de colombianos que han creído y confiado en la marca sus sueños de tener vivienda propia.

La vivienda social ha sido uno de los pilares de esta empresa, donde en sus inicios construyó proyectos tan relevantes como Bachué (Bogotá), Bucarica (Bucaramanga), Bella Vista (Bucaramanga), Bochica (Bogotá) y Chiminagos (Cali), que son reflejo de un compromiso con una construcción seria, donde la organización consolidó modelos financieros para democratizar el acceso a vivienda social digna.

En su evolución constante tuvo un avance significativo con desarrollos de vivienda en el país como Palma Real, Sabana de Tibabuyes, Estación Victoria, Trivella de Capellanía, Acacia Real 1, Modelia 88, Nogales de Navarra, Sauces del Norte, Terrazas de Oriente, Niza, Capellanía Reservado, que serían vitales para el desarrollo secuencial de proyectos cada vez más sostenibles, especializados y con componentes internacionales que ha desarrollado en los últimos años.

 Y esa fortaleza y calidad que cimentó en el mercado de vivienda, los trasladó efectivamente al mercado de retail con los centros comerciales Trébolis en Bogotá, también a edificaciones corporativas como Centrum 125, Capital Park 93, Torre Sigma y ahora en el proyecto de uso mixto Bosque Central en Bucaramanga, donde consolida su oferta de vivienda, institucional y comercio en un solo lugar, dando impulso y desarrollo a las principales ciudades.

 “Una de las grandes fortalezas como compañía es que hemos consolidado una organización que con un claro enfoque de innovación y calidad reconocidas, ha hecho equipo con especialistas nacionales e internacionales, evolucionando según las necesidades del mercado. Esto nos ha permitido que hoy en Colombia hablar de IC Constructora sea una sello de confianza”, recalca Álvarez, presidente de IC Constructora.

 Reconocimientos a una trayectoria ética y responsable

“La medida de lo que somos es lo que hacemos con lo que tenemos”, dijera un día Julio Carrizosa Mutis, cumpliéndolo perfectamente en el desarrollo de IC Constructora. En Bogotá, desarrolló innovadores sistemas de construcción que lo convirtieron en el primer constructor de viviendas de interés social del país, aplicando novedosas tecnologías para hacer más accesibles, seguras y funcionales este tipo de edificaciones. Para ello Julio Carrizosa conformó un equipo con lo más selecto de la ingeniería colombiana, el apoyo de la Universidad de Illinois y varios institutos tecnológicos extranjeros, desarrollando un modelo a escala natural de su sistema de construcción.

Esa fue la base de variados reconocimientos como el de Excelencia Inmobiliaria Categoría Residencial Fiabci 2009 por el proyecto Senderos de Capellanía; en 2011 el Premio Excelencia Inmobiliaria Fiabci en la categoría residencial con el Conjunto Residencial Capellanía Reservado; en 2012 el otorgado por la Lonja de Bogotá por su labor humana responsable y la construcción de una sociedad que enseña con un futuro prometedor y en 2018 el Premio al Negocio Inmobiliario del Año de Fiabci por el proyecto Nomad 77.

 “Estos son solo los primeros 50 años de una historia que queremos seguir cimentando con ética, calidad, sostenibilidad y alto compromiso porque cada metro cuadrado edificado sea no solo el resultado de la participación del mejor talento, que es el alma de esta empresa, sino un aporte relevante al país generando empleo y sumando s al sector constructor en su empeño de crear ciudades cada vez más sostenibles. Nos preparamos para en 2021 lanzar nuevos proyectos de vivienda, oficinas y usos mixtos en todo el país, que reflejan nuestro compromiso con la reactivación del país”, concluye Rafael Álvarez.