El Corredor Verde de la Séptima, la Ciclo Alameda Medio Milenio y el Cable Aéreo de San Cristóbal son, entre otros, los proyectos que permitirán reverdecer a Bogotá y ofrecer más y mejores espacios para los peatones y los usuarios de la bicicleta.

El Instituto de Desarrollo Urbano viene estructurando y ejecutando un importante paquete de obras que mejorarán la movilidad multimodal, incluyente y sostenible durante los próximos cuatro años.

La inversión estimada para estos proyectos, que van a generar cientos de empleos y reactivación económica en toda la ciudad, es de $ 10 billones de pesos, provenientes de diversas fuentes de financiación, como ingresos corrientes, cupo de endeudamiento, valorización y Asociaciones Público Privadas (APP).

Diego Sánchez Fonseca, director del IDU, informó que “actualmente hay seis proyectos en construcción que mejorarán la conectividad de la ciudad: la Avenida Guayacanes, extensión troncal Caracas, ampliación del Portal Sur, avenida Rincón Tabor, la José Celestino Mutis (que incluye el puente sobre la Avd. Boyacá) y la transformación de la Zona Rosa, la ampliación de 38 estaciones del sistema Transmilenio, además de los trabajos de conservación y mantenimiento de la malla vial, entre otros”.

A estos proyectos, se suma la reciente adjudicación de cuatro nuevos contratos, como la terminación de las obras de recuperación y estabilización en la vía de acceso al barrio Amapolas, en la localidad de San Cristóbal y actividades de conservación de puentes peatonales y mantenimiento de ciclorrutas y espacio público.

“En los últimos dos meses publicamos también cuatro licitaciones entre las que se destaca la construcción de la Troncal Cali, y las obras de construcción de andenes y ciclorrutas en la calle 116, canal Molinos, calles 94 y 92 y conexiones transversales y estamos estructurando procesos que se encuentran en proyectos de pliegos entre ellos está el Cable Aéreo de San Cristóbal, la Ciclo Alameda Medio Milenio, y obras para el mantenimiento de vías de la malla vial troncal, arterial y rural”, explicó el Director del IDU, durante una reunión que sostuvo hoy con la Alcaldesa.

Para apostarle a una movilidad sostenible y a medios de transporte alternativos como la bicicleta, el IDU construirá 224 km de ciclorrutas, conservará 110 km de las ciclorrutas existentes e implementará 5.000 nuevos cupos de ciclo parqueaderos. Además construirá la Ciclo Alameda más larga de Bogotá, la “Medio Milenio”, que iniciará en el Tunal y finalizará en la calle 170. El presupuesto de inversión para ciclorrutas es de 800.000 millones de pesos.

Uno de los proyectos más relevantes es el Corredor Verde de la Carrera Séptima que cambiará la manera en que los ciudadanos se movilizan por esa vía, el proyecto será conceptualizado de manera conjunta con la ciudadanía reconociendo el entorno urbano, patrimonial y cultural de esta importante vía, contribuyendo a reducir la contaminación ambiental.

La apuesta de la Administración Distrital en materia de infraestructura apunta a la construcción de proyectos sostenibles, que faciliten la movilidad de los usuarios, reduzcan los tiempos de desplazamiento y generen bienestar. Por esta razón, el IDU ha destinado una inversión de 455.000 millones de pesos para estructurar el sistema de cables aéreos, de los cuales quedará en construcción el cable aéreo de San Cristóbal y estructurados los cables de Usaquén y Potosí en Ciudad Bolívar.

Adicional a estos proyectos, en el primer trimestre del 2021 se iniciarán las obras de la troncal de la Avenida Carrera 68, otra de las rutas alimentadoras de la Primera Línea del Metro de Bogotá. En total, se destinarán 6,7 billones de pesos del presupuesto total del cuatrienio, para construir 146 km en vías arteriales, intermedias, regionales y rurales, y para conservar 938 km/carril, obras permitirán mejorar la movilidad y conectividad en toda la ciudad, incluyendo la ALO tramo Sur y la ampliación de la Autopista Norte y la carrera séptima. 

Con información del IDU