El acero inoxidable es muy utilizado donde la higiene es de gran importancia, en sectores como en la medicina, la farmacéutica, la hotelería, la lechería y en la industria de la construcción.

Existen diferentes factores que convierten al acero inoxidable en la primera opción para estas industrias. El requisito más común es que el metal utilizado para fabricar equipos en alguna industria no reaccione con lo que almacena, con lo que cocina dentro o con lo que se limpie. Por ejemplo, es importante en un restaurante o café que los alimentos no reaccionen al contacto con el objeto donde se cocinan.

Resistencia a la corrosión:

El acero inoxidable no es a prueba de manchas, pero no se mancha con facilidad. Asimismo, no se corroe u oxida tan fácilmente como otros metales. Esto se debe a que el cromo crea una barrera que lo protege del óxido, así como evita que la estructura externa sea afectada por la corrosión.

En industrias donde la higiene es de suma importancia, como en los espacio de baños públicos, el uso de un metal propenso a corroerse significaría que el fabricante tenga que reemplazar el equipo con regularidad. El acero inoxidable, gracias a su resistencia a la corrosión, es una buena solución a largo plazo.

Fácil Mantenimiento:

El acero inoxidable es más fácil de mantener que la mayoría de otros metales. Esto lo hace muy popular en la industria farmacéutica, hotelería y de la construcción para los espacios de baños públicos, donde se deben seguir altos estándares de higiene. Se puede lavar o limpiar con facilidad, así como esterilizar sin cambiar su forma o estructura. Gracias a su superficie suave, los gérmenes tienen menos probabilidades de adherirse y desarrollarse.

En la industria de la asistencia médica se utiliza para fabricar equipos, herramientas quirúrgicas e incluso implantes (ya que no se corroe en el cuerpo del paciente). Al exponerlo a fuertes desinfectantes no se altera en forma o composición.

En la industria farmacéutica es importante que los químicos que se utilizan para fabricar los medicamentos no sean afectados por el equipo que se usa. El acero inoxidable cumple con estos requisitos. En los restaurantes, las mesas de trabajo los utensilios y otros equipos están hechos de este valioso metal.

Aunque unas divisiones sanitarias o un sanitario de acero inoxidable están sometidos a un fuerte uso diario, no están sujetos a demasiado desgaste y puede limpiarse con desinfectante.

Conoce más en este enlace.