Según el reporte MarketBeat de Cushman & Wakefield, a pesar de la desaceleración económica de Colombia, el mercado de oficinas clase A de Bogotá se consolidó en 2018; la capital alcanzó una cifra récord en superficie ocupada para este rango de oficinas —que no se daba desde hace ocho años— llegando a 182.379 m2, lo que representa un crecimiento del 39 % y permite pronosticar un panorama positivo para 2019.

Las oficinas clase A (que incluyen las AAA y A) ofrecen espacios que cumplen altos estándares —o especificaciones premium— y por ello facilitan la entrada al país de multinacionales que buscan este tipo de inmuebles, acorde a sus compromisos de calidad, eficiencia y bienestar.

Según el reporte MarketBeat, el mayor índice de absorción del 2018 se presentó en el tercer trimestre, cuando se alcanzó una cifra de 76.181 m2 ocupados, correspondiente a un 41,8 % del total anual. Asimismo, los datos de la superficie ocupada en 2018, frente a 2017.

De acuerdo con Andrea Duque, responsable del área de investigación de mercados de Cushman & Wakefield, durante el periodo descrito se liberaron 35.950 m2, un 6 % menos que en 2017, mientras que el inventario se incrementó en un 9,3 %. Con respecto a la vacancia —área disponible para rentar—, se registró un descenso de 4,3 puntos porcentuales.

También le puede interesar: Tendencias en diseño de oficinas para el 2019

Zonas de mayor movimiento en Bogotá

En el cuarto trimestre de 2018, la capital presentó una disponibilidad de 141.732 m2, ubicados en un 81 % en el Central Bussines District (CBD) —distrito financiero—, que corresponde a las zonas Avenida Chile, Calle 100, Centro, Chicó, Nogal-Andino, Salitre y Santa Bárbara, donde la vacancia alcanzó tan solo un 8 %.

El corredor Salitre concentró el 41,9 % de la superficie disponible, seguido por el corredor Noroccidente con 18,9 %, que corresponde a una zona financiera no tradicional (NON CBD) y que incluye proyectos como Colina Centro Empresarial o Floresta Bussines Center. Cabe resaltar que Av. Chile, Calle 100 y Centro fueron los sectores con menor disponibilidad.

La absorción neta del trimestre fue de 22.668 m2, donde el submercado Salitre se destacó con un 47,8 % del total. Asimismo, el precio de renta se mantuvo en un promedio de $64.000 pesos por metro cuadrado, que medido en dólares, presenta tendencia a la baja; hay que aclarar allí que el precio de renta pedido en la zona NON CBD, es un 7 % menor al de la zona CBD, abriendo posibilidades de ubicación en zonas no tradicionales, pero con altas posibilidades de desarrollo.

Para 2019, el estudio de Cushman & Wakefield proyecta que entrarán 319.411 m2 que corresponden a 19 edificios Clase A que se ubican en un 83 % en el CBD, sobresaliendo un 30 % en el submercado Calle 100 y un 27 %  en el Salitre.