El mayor riesgo para los negocios durante la próxima década será el fracaso de la política de cambio climático, esto de acuerdo al último Informe sobre Riesgos Mundiales del Foro Económico Mundial.

El sector constructor se encuentra en el centro del debate. Se prevé que la demanda energética a nivel mundial en los edificios aumentará cerca del 50% entre el 2018 y 2050. Además, las construcciones que ya están en uso respresentan el 12% del uso mundial del agua.

Anualmente se utilizan cerca de 3.000 millones de toneladas primas naturales en la fabricación de productos y componentes de construcción y es poca la cantidad de elementos desechados que se intentan recuperar o reciclar.

¿Qué puede hacer la industria para mejorar en cuanto a sostenibilidad? Algunas soluciones son innovaciones tecnológicas para reducir la producción de energía basada en carbono; la altura de los edificios deberá ser mayor para responder al aumento de la densidad urbana y las construcciones necesitan generar energía en lugar de solo consumirla.

Imagen: Pexels

Información de www.ecoticias.com