Así como lo hacen las grandes ciudades del mundo como Londres o Nueva York, Cali empieza su apuesta de renovación en el norte de la ciudad, de la mano de IC Constructora, en un proyecto de vivienda diferencial que incluirá 840 unidades en dos etapas, con una inversión cercana a los $130.000 millones de pesos y una importante generación de empleo, dinamizando la economía de la capital del Valle del Cauca. 

“La renovación urbana en esta zona, que ha sido tradicionalmente de vocación industrial, le devuelve al norte de la ciudad, la posibilidad de tener opciones de vivienda de calidad, que incentiva un desarrollo social y urbano sostenible lo cual mejorará la economía zonal, y que seguramente traerá importantes beneficios para el desarrollo de la ciudad”, asegura Rafael Álvarez, presidente de IC Constructora. 

Un Club House cercano a todo

Una de las apuestas importantes en las ciudades sostenibles del mundo, es poder tener desarrollos de vivienda que disminuyan los desplazamientos, que aprovechen las ventajas de la arquitectura sostenible, optimicen los espacios y aporten bienestar a sus habitantes. 

Esa es la apuesta de Reserva de Oporto, un proyecto de IC Constructora, ubicado en el barrio Evaristo García, que tiene acceso inmediato al servicio de transporte MIO; y está a pocos minutos en carro de centros comerciales como el Único, Calima o La Estación y próximo a diversas zonas verdes como el Parque de los Perros, Parque de Avión, Parque de las Raíces y Parque Calima y muy cerca de instituciones de salud. 

 Reserva de Oporto contará con áreas desde los 46 m2 hasta 55m2, con excelentes zonas comunes que incluirán piscina, parque, salón comunal, BBQ, gimnasio, y áreas verdes que cambiarán el paisajismo de la zona. 

Además de esto, la arquitectura de este proyecto será una gran apuesta moderna, sostenible e innovadora, privilegiando la entrada de luz, la aireación natural y que se suma a una ubicación urbana privilegiada. 

La renovación urbana en Cali es una apuesta en la agenda gubernamental, en beneficio de toda la ciudad, y por lo tanto se espera que sea un proceso de impacto, que aporte no solamente al urbanismo, sino también a la economía.