Bogotá fue el epicentro de este acontecimiento. Se desarrolló la implosión de la antigua sede del Ministerio de Transporte y el Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, firmó el decreto que adopta el Plan Parcial de Renovación Urbana del proyecto Ciudad CAN.

Con este último, se busca modernizar y desarrollar la infraestructura de las instituciones del estado con altos estándares de diseño y tecnología para que los funcionarios que las habitan puedan tener un mejor ambiente laboral y ejecutar un mejor servicio al ciudadano.

Demolición de la sede del Ministerio de Transporte

Con la presencia del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el ministro de Transporte, Germán Cardona, se llevó a cabo la implosión del edificio donde funcionó durante 59 años la sede administrativa del Ministerio de Transporte.

“Las ciudades tienen que irse renovando y mejorando. Este proyecto es muy ambicioso, serán cerca de 48 hectáreas, casi millón y medio de metros cuadrados de construcción. Esto va a generar mucho empleo y sobre todo va a generar toda una transformación. Este va a ser el verdadero centro de Bogotá”, expresó el presidente Juan Manuel Santos.

El proyecto, que se financiará a 20 años, tiene concebido una parte para vivienda, 220 metros cuadrados de espacio público y escenarios culturales y comerciales.

“Hoy lo que pretendemos es ver desaparecer un edificio que fue un ícono para el país. Esperamos que con la implosion de este edificio le demos un gran paso a la revolución de la infraestructura”, manifestó el ministro de Transporte, Germán Cardona.

La implosión del edificio, hecha con todas las medidas de seguridad, constituye un avance en la ejecución del Plan de Renovación Urbana adelantado por la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco. Un proyecto que contempla la renovación de la mayoría de las edificaciones existentes del Centro Administrativo Nacional, CAN, para dar paso a un polo de desarrollo de la ciudad, que comprende usos mixtos del suelo, espacio verde y peatonal, y donde los edificios oficiales contribuirán a la eficiencia en el servicio, así como a recuperar el simbolismo y jerarquía del Gobierno.

La firma de ingeniería Atila fue la encargada de la demolición con explosivos controlados mediante el sistema de implosión, la cuarta realizada en Bogotá. Este método disminuye la sismicidad, el impacto de la caída, el ruido y el polvo lo que asegura la mínima afectación a los vecinos del sector y es el más responsable con el medio ambiente.

Adopción del Plan Parcial de Renovación Urbana

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, firmó el decreto por medio del cual se adopta el Plan Parcial de Renovación Urbana del CAN formulado por la Agencia Nacional Inmobiliaria y que permite el desarrollo y la transformación del uso del suelo, en las 48,8 hectáreas que componen el proyecto.

El plan parcial es el instrumento que permitirá reordenar, equilibrar y desarrollar urbanísticamente el nuevo CAN y a su vez integrar los usos de espacio público, comercio y vivienda, además del institucional, de acuerdo a la normativa urbana vigente.

La distribución del área total construida del proyecto será en un 59% para uso dotacional oficial, un 28% para uso de vivienda y 13% para uso comercial y de servicios.

Se estima que para el desarrollo de este Plan Parcial se van a invertir cerca de 5.3 billones de pesos, sumados a los 1.3 billones estipulados para el Primer Edificio, lo que suma un total de 7 billones de pesos.

El proyecto generará para la ciudad de Bogotá 11,1 hectáreas de nuevo espacio público y 7,4 hectáreas de parques y alamedas y contribuirá también a la ampliación de las estaciones de Transmilenio sobre la Avenida Calle 26 y a la construcción de nuevos paraderos de rutas urbanas del SITP.

En lo que tiene que ver con las vías, el proyecto generará 9,62 hectáreas de malla vial intermedia y local, 20 obras de infraestructura para mejorar la movilidad del sector y en general de la ciudad, 5 kilómetros de nuevas ciclorutas y una inversión superior a los 200 mil millones de pesos en cargas generales.

Primer Edificio

Claudia María Luque Gordillo, directora de la Agencia Nacional Inmobiliaria anunció que se encuentran listos los diseños y licencias para comenzar la construcción del Primer Edificio del proyecto Ciudad CAN. Se espera que próximamente, una vez aprobados los recursos de vigencias futuras que ascienden a 77.600 millones de pesos anuales hasta el 2036, se de inicio a la licitación pública que permitirá la contratación del constructor y operador de la edificación, mediante la modalidad de Alianza Público-Privada (APP). Instrumento pionero en infraestructura de uso institucional.

El Primer Edificio, diseñado por el arquitecto Daniel Bermúdez, estará ubicado en la manzana conformada por las vías Av. Calle 26, Av. Carrera 50, Calle 44 y Carrera 45. La edificación contará con 102.000 m2 construidos que albergarán a 6.590 funcionarios de seis entidades del Estado: Ministerio de Transporte, Instituto Nacional de Vías –INVÍAS-, Ministerio de Minas y Energía, Agencia Nacional de Tierras, Agencia de Desarrollo Rural y el Departamento Administrativo Nacional de Estadística- DANE-

El Primer Edificio se compone de tres torres de 17 niveles de altura. Compartirán un gran hall de acceso en los primeros tres pisos. En el primero y segundo piso se ubicará un Gran Centro Integral de Servicio al Ciudadano, con una capacidad de atención para 1.800 visitantes, destinando los siguientes pisos superiores para oficinas y espacios de trabajo y un piso adicional para una zona de bienestar para los funcionarios públicos.