Con una inversión cercana a los $20.000 millones y para satisfacer la creciente demanda de mini bodegas en Bogotá, la empresa Oikos Storage inauguró dos nuevos complejos de este tipo en la capital del país.

Se trata de OIKOS Storage Autopista Norte y OIKOS Storage Plaza Central – Salitre, que representan cerca de 600 mini bodegas independientes, monitoreadas con circuito cerrado de televisión, en lugares estratégicos de la ciudad.

La primera a la altura de la Calle 166 con Autopista Norte y la segunda en la zona centro occidental, gran polo de desarrollo del crecimiento de Bogotá.

“Almacenamiento de muebles, mudanzas, mercancías, repuestos, materias primas, material de publicidad, archivo, activos fijos, entre otros, son los usos que le dan a las mini bodegas”, explicó el gerente de OIKOS Storage, Felipe Roldán Uribe.

Añadió que en los últimos cinco años la demanda de mini bodegas continúa creciendo en Bogotá. Se trata de complejos que ofrecen espacios pequeños en alquiler para hogares, negocios y empresas que de esta forma cuentan con una extensión extra de almacenamiento.

“Continuamos creyendo en el desarrollo de este tipo de servicio. De esta manera, con la apertura de estos dos nuevos complejos seguimos con nuestro plan de expansión. Esperamos tener en 2018 la apertura de 12 complejos de mini bodegas adicionales, dando así soluciones a las necesidades de almacenamiento”, dijo el directivo de OIKOS Storage.

Con estas dos nuevas aperturas, OIKOS Storage se consolida como la principal compañía en Colombia para este segmento con más de 2.700 mini bodegas en el pais.

Este negocio genera actualmente 500 empleos, entre directos e indirectos, lo cual representa un importante aporte al desarrollo del país.
“Nuestras Soluciones cada día tienen más acogida. Infraestructura de primera calidad, seguridad y un excelente equipo humano nos permiten llevar la experiencia de OIKOS Storage a cada uno de nuestros clientes”, concluyó Felipe Roldán Uribe.