Durante el segundo día del Congreso Colombiano de la Construcción 2020, que se realiza este año de manera virtual, se presentaron las proyecciones económicas para el país en medio de la actual coyuntura y las prioridades de política pública para impulsar la reactivación económica. Además, se analizó la importancia de la innovación en el sector para mejorar su productividad y competitividad.

Lea también: Sector edificador proyecta 2021 con perspectiva favorable.

Proyecciones económicas del país son optimistas

En el panel inicial de la jornada, en el que participaron Luis Fernando Mejía Alzate, director ejecutivo Fedesarrollo, y Mauricio Santamaría Salamanca, presidente de ANIF, se expusieron cifras optimistas sobre el proceso de reactivación económica del país, evidenciando que se avanza por un camino positivo, pero se requieren medidas de fondo que impulsen la formalidad, la productividad y la inversión.

De acuerdo con las proyecciones de Fedesarrollo, no se espera que la economía colombiana retorne a cifras positivas en lo que resta del año, pero por su positivo avance se proyecta una caída entre el 5 y 7 % en el 2020, siendo una de las más bajas de la región.

“Para el próximo año vemos una recuperación rápida que podría estar entre el 3 y 4 por ciento, pero para lograrlo es necesario fortalecer la calidad de las instituciones, disminuir las barreras en el mercado laboral y los altos niveles de desempleo, profundizar el sistema financiero para mejorar la inversión, disminuir la concentración de la propiedad de la tierra y mejorar su productividad, y avanzar en el en intercambio comercial”.

Luis Fernando Mejía Alzate, director ejecutivo Fedesarrollo.

Por su parte, Mauricio Santamaría Salamanca, presidente de ANIF, presentó la proyección del PIB hecha por la entidad, la cual vislumbra una caída de 5,8 por ciento en 2020 y para el PIB de la construcción proyecta una caída del 12,8 por ciento. Para el próximo año, se espera que la economía se recupere y crezca un 4,2 %, la construcción será el sector que más crecerá el próximo año, con un 6%. “Para lograr estas cifras es clave la recuperación del empleo, no se puede volver a aislamientos y hay que levantar las restricciones actuales. Seguir abriendo la economía exige mayor coordinación entre el Gobierno Nacional y los gobiernos municipales; invertir en infraestructura, vivienda, acueducto, recuperación vías terciarias, alumbrado público para generar más empleo; el mercado laboral debe modificarse para formalizar y se requiere una reforma fiscal de fondo”, mencionó el dirigente gremial.

Ambos expertos exaltaron y reconocieron el relevante papel del sector constructor en la reactivación económica del país, destacando que los programas del gobierno enfocados en esta actividad son positivos para impulsar el empleo, el consumo y la inversión. En este frente, la presidenta de Camacol, Sandra Forero Ramírez, resaltó que el sector constructor ha tenido una recuperación temprana y positiva, registrando crecimiento cuatro meses consecutivos. “En agosto superamos las 16.0000 unidades de vivienda vendidas, cifra que es tres veces lo registrado en abril y se ubica en niveles pre Covid. Además, la inversión mensual en vivienda repuntó llegando a $3 billones en agosto”, afirmó la presidenta.

Le recomendamos leer: Si aprobaron los subsidios de vivienda no vis, conozca como funcionarán.

La digitalización un elemento fundamental para la productividad

En materia de innovación, el experto Steve Weikal, Jefe Relaciones Sectoriales del Massachusetts Institute of Technology – Center for Real Estate, expuso una serie de innovaciones que a nivel mundial han revolucionado el sector constructor e inmobiliario, destacando la importancia de las nuevas tecnologías para ser más productivos, competitivos y seguros. Según el experto, “la adopción de tecnología en América Latina en el sector de bienes raíces y construcción está unos años atrás, sin embargo, esto puede brindar una oportunidad para aprender de nuevas empresas y aplicaciones de tecnología en los Estados Unidos, China y Europa, y desplegarse en Colombia más rápidamente con menos riesgo”.

Desde Camacol, a través de la implementación de la tecnología BIM (Building Informatión Modeling) se viene apostando desde hace varios años a la digitalización del sector, porque es un elemento fundamental para la productividad, la reactivación y la nueva normalidad. El gremio ha destacado que la digitalización abre la puerta a nuevas tecnologías en diseño, abastecimiento, construcción, comercialización, financiación, operación y gestión del recurso humano.

“Como resultado de los esfuerzos e iniciativas que hemos liderado los últimos años, en el país el 45 % de las empresas han implementado BIM en los dos últimos años y un 54 por ciento de las empresas se encuentran en etapa avanzada de implementación. Pero se requieren ajustes regulatorios que permitan continuar impulsando este proceso de digitalización del sector”.

Sandra Forero Ramírez, presidenta de Camacol.

Otros temas de interés: Así será la reunion del concreto virtual, el máximo encuentro de la construcción en concreto.