Los acabados finales de una construcción le dan un valor agregado, no solo en diseño, sino también como una forma de hacer más atractiva la oferta. Por esta razón, los constructores se benefician  si  empiezan a incluir diferentes e innovadores elementos.

Los detalles finales para el manejo del agua es importante. Por ejemplo, la comodidad y accesibilidad que aporta la grifería en los baños, aumenta el valor de la obra y le da una buena impresión al cliente.

“La funcionalidad, adaptabilidad, comodidad y durabilidad, son las características que un constructor debería conocer para que de ese modo el comprador se sienta cómodo y feliz con los acabados. Es fundamental manejar las diferentes tendencias para que la construcción tenga un toque moderno y acogedor”, asegura Alejandro Correa, coordinador de exhibiciones y eventos de Gricol, empresa que presentó su nueva línea de productos SION, compuesta por: monomando ducha, lavaplatos y lavamanos alto y bajo. “Emplear productos para el manejo del agua que le den un toque moderno, innovador y que esté en tendencia, le da un valor diferente a la obra, beneficiando directamente al constructor”, agregó Correa.

EN OBRA  habló con Néstor Torres, quien recomienda seguir ciertas pautas a la hora de elegir los acabados y últimos detalles en una construcción:

Es bueno tomarse el tiempo para seleccionar todos los detalles. Uno de los más importantes, son los acabados para baños. Generalmente es el espacio que más se utiliza durante el día, pero es al que menos se le da cuidado. El constructor debería tener tacto a la hora de seleccionar los grifos, el objetivo es que generen armonía con la construcción y decoración de la misma, es indispensable pensar en comodidad y diseño.

Si una obra va a tener varios baños, el constructor debería cuestionarse si cada uno tendrá un estilo diferente o unificará el diseño para todos.. Así sabrá elegir los elementos adecuados y el cliente se sentirá atraído por los detalles.