Planear, diseñar y ejecutar la iluminación es uno de los elementos vitales en la arquitectura moderna. 

En la actualidad, la iluminación no solo se debe concebir como la técnica de darle claridad a un espacio, sino que se trata del arte de resaltar los detalles de una construcción y, al tiempo, ajustarse a las necesidades de esta. 

De hecho, para una iluminación correcta es necesario conocer sobre el tema, partiendo del objetivo del espacio, pues depende de si es un restaurante, un hospital, un trabajo de recuperación patrimonial, una oficina, entre otros, y, de esta manera, generar los efectos deseados. 

W4YVM3I 1 1024x682

“Existen conceptos como la iluminación gráfica, en que hay instrumentos de iluminación, luminarias, como tal, que permiten marcar de una manera específica una obra, como arcos, curvas, ventanas y paredes con texturas muy específicas”, asegura Mauricio García, gerente de Lúdica Tecnolyte, en diálogo con Revista En Obra.

Esta compañía, con 15 años de experiencia en el tema, ha trabajado en diferentes proyectos como Torres Atrio, en Bogotá, el Teatro Santander, en Bucaramanga, la sala de la colección permanente del Banco de la República y el Palacio de la Proclamación, en Cartagena. Recintos en los que, aplicando la tecnología correcta, han logrado un ambiente acorde a sus objetivos.

Estamos en todas las etapas del desarrollo del proyecto: desde simplemente hablar con el cliente y plantearle posibilidades, luego, hacer un proyecto de desarrollo, simulación y finalmente el suministro de instalación.

Mauricio García, gerente de Lúdica Tecnolyte

Es así que, con la iluminación no solo beneficia la estética de la obra, sino que se presenta como una oportunidad para darle a los usuarios finales una perspectiva más cómoda del lugar. “Beneficia al que invierte, porque va a tener un proyecto muy bien planificado en términos luminotécnicos y de costo, que ese es el mayor aporte de un diseñador de iluminación. Al final, el usuario va a obtener un confort lumínico correcto”, afirma García.

¿Cuál es el futuro de la iluminación?

La iluminación es una tendencia, de acuerdo con este ingeniero industrial, pues cada vez hay más herramientas, como software especializados, que posibilitan plasmar una idea en las obras. Además, desde la planeación de un proyecto de construcción este concepto se está pensando, al partir por la optimización de la energía a través de la iluminación natural.

“Considero que la demanda es importante. Vemos muchas posibilidades de negocios y precisamente al tener estar compañías que le están apostando a Colombia, nuestra labor es divulgarlo para que los arquitectos sepan que existimos y que pueden recurrir a nosotros para soñarse la arquitectura de una manera diferente“, agrega el ingeniero industrial.

Lúdica Tecnolyte, por ejemplo, trabaja de la mano con iGuzzini para desarrollar los conceptos de iluminación, trayendo más tecnologías para automatizar la luz. “Lo que estamos viendo para el futuro es que la iluminación está tendiendo a ser casi toda controlable, además, con sistemas inalámbricos, permite un control cada vez más sencillo y más útil para los usuarios, al poder sensorizarla, generar efectos o generar programaciones horarias”, concluye García.

También le puede interesar: La calle más costosa de Suramérica está en Bogotá