sabanadebogota

Chía y Cajicá son municipios cercanos a Bogotá que se destacan por ofrecerle a los capitalinos opciones de vivienda para estratos 4, 5 y 6 que ofrecen una mejor calidad de vida en espacios sin contaminación, rodeados de naturaleza y confort a precios superiores a 261 millones de pesos.

Bajo ese panorama, Construcol, sociedad conformada por las empresas: Andesco, Casactiva, Península y Acción Fiduciaria presentan a Nogales de Cajicá, un complejo de casas y apartamentos ubicado en la vía Hatogrande de ese municipio.

Nogales de Cajicá fue ideado en un lote de más de 25.000 metros cuadrados (m2), localizado en una zona de nuevos proyectos urbanísticos de vivienda, centros comerciales, universidades y colegios. En esa área se construyó una urbanización de casas de 104 y 138 m2 y tres torres de apartamentos, de 44, 55 y 64 m2, con portería independiente, club house, parqueaderos en 2 niveles cubiertos y descubiertos y ascensor.

En el censo poblacional del año 2005, la Sabana de Bogotá presenta un gran desarrollo urbanístico, es la zona con menor porcentaje de personas con necesidades básicas insatisfechas (NBI), teniendo una cobertura de casi 100% de los servicios públicos de energía, acueducto, alcantarillado y recolección de basuras.

A su vez, este sector tiene la presencia de medianas y grandes empresas, representadas en su orden en Chía (30,6%), Zipaquirá (29,9%) y Cajicá (11,4%), de casi 9.400 compañías que existen en Cundinamarca. En materia de empleo, el 81% de los empleos los reportan los sectores de comercio; reparación de vehículos automotores (32,1%), industrias manufactureras (31,9%), agricultura (9,8%) y actividades inmobiliarias (7,4%).