Camacol Bogotá y Cundinamarca realizó la cuarta versión del Foro de Sostenibilidad, jornada a la que se conectaron más de 250 personas para conocer las reflexiones y análisis de los expertos en temas de sostenibilidad en la región.

Para que la estructura ambiental se armonice con el desarrollo de las ciudades, desde el sector hemos identificado dos principios estratégicos: que en los POT los asuntos ambientales estén sustentados en estudios técnicos y no en visiones políticas de ciudad, y el segundo es el trabajo conjunto entre el sector público y el privado para superar la informalidad y sus efectos negativos sobre el territorio”. Con estas palabras, el gerente de Camacol B&C, Alejandro Callejas, hizo la apertura del Foro.

A estas palabras se sumaron los argumentos de los panelistas invitados: Susana Muhamad, concejal de Bogotá; Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente de Bogotá, y Germán Camargo, especialista en gestión ambiental. Ellos, bajo la moderación de la rectora de la EAN, Brigitte Baptiste, coincidieron en que el mayor error en la planeación de los territorios es la falta de coordinación y de políticas claras para asegurar la integración entre el desarrollo urbano y los elementos ambientales.

La secretaria de Ambiente de Bogotá explicó que en temas de cambio climático, la articulación es la clave. “No vamos a avanzar solos, esto solo va a funcionar si logramos articularnos y liderar, dentro y fuera del gobierno distrital, procesos de adaptación y mitigación. Tenemos que articular a todos los sectores de manera transversal y trabajar con el Plan Regional de Cambio Climático“, dijo Carolina Urrutia.

Por su parte, Germán Camargo explicó que el principal problema es que se han excluido las funciones ecológicas de la ciudad. “Nos debemos concentrar en cómo se hace la ciudad adentro, entender que la naturaleza nos abarca, es diversa y se transforma constantemente. Al entender eso, podremos pensar en ciudades a escalas que tengan diferentes espacios y usos para generar interacción. Debemos abrirle la puerta a la naturaleza en la ciudad y en los barrios, hacer conciencia de lo importante que es generar conectividad; porque como especie y sociedad necesitamos ser más creativos, dejar de jugar a los buenos y malos, revisar que nos estimularía a realmente aportar”, explicó.

Para la concejal de Bogotá Muhamad, la mitigación requiere de cooperación y decisiones políticas. “Se necesita un programa que permita cumplir metas en cuanto a cambio climático. Por ejemplo, uno de los temas más importantes es lograr disminuir la dependencia del petróleo, lo que dificulta el cambio en el manejo energético. La mitigación no es solo un cambio tecnológico, sino del tipo de vida en las ciudades. Necesitamos dar la discusión para llegar a acuerdos“.

Los panelistas coincidieron en que el diálogo y la participación es el camino para que entre todos se puedan construir alternativas de desarrollo con protección ambiental, además de preparar el territorio para afrontar los retos del cambio climático.

Estos espacios dejan importantes reflexiones para que como sector privado se siga trabajando en fortalecer la sostenibilidad como aliada del desarrollo urbano. “Somos conscientes de la responsabilidad de la actividad edificadora como protagonista del desarrollo. Este sector está listo y comprometido a aportar, con el rigor técnico, a la protección de una estructura ecológica en armonía con el ordenamiento necesario para el bienestar de los ciudadanos”, concluyó el gerente de Camacol B&C.