De acuerdo con el reporte de Coordenada Urbana – Sistema de Información de CAMACOL, el sector de la construcción de edificaciones, en el capítulo de vivienda, tuvo un comportamiento estable durante 2016. Durante el año se realizaron inversiones por 32.5 billones en las 17 principales regiones del país.

Para Sandra Forero, presidente ejecutiva de Camacol, este resultado es favorable para el sector, las ciudades y la confianza en la inversión inmobiliaria del país y asegura que: “La complejidad de la coyuntura económica reciente y el entorno de incertidumbre, restaron al dinamismo que traía el sector durante los últimos años, sin embargo una tasa de crecimiento 7,2% en el valor de las ventas de vivienda, superando los 32 billones de pesos, es decir cerca de 4 puntos porcentuales del PIB, es un parte positivo para la actividad y un aporte fundamental para la industria y el desarrollo regional”.

En términos de las unidades de vivienda comercializadas, con el resultado reportado la tasa de crecimiento respecto al año 2015 fue de -2.6%. En cuanto al lanzamiento de proyectos, las cifras registraron una variación anual en unidades del -1.4%.

“Es muy importante que la regiones y sus administraciones dimensionen la relevancia de la inversión inmobiliaria y los positivos efectos que trae el desarrollo formal de proyectos en empleo y dinámica industrial. El 2017 será un año con retos importantes en materia económica, y un excelente instrumento para hacer frente a esa coyuntura es preservar la confianza de los hogares y las firmas en la inversión inmobiliaria”, concluyó la dirigente gremial.

En el 2016
– Los hogares invirtieron 32,5 billones de pesos en vivienda nueva, eso significa que diariamente la vivienda nueva movilizó inversiones por 90.000 millones de pesos. Ese valor de la inversión fue un 7,2% superior al del año 2015, correspondiente con 2,1 billones de pesos  adicionales.

– Las firmas constructoras lanzaron 177.900 unidades de vivienda al mercado y se dio inicio a la construcción de 135.400 unidades.