Esta certificación que se considera complementaria a la certificación LEED, tiene como objetivo generar hábitos saludables, mejorar la nutrición, confort y bienestar de los ocupantes de diferentes tipos de espacios construidos, maximizando a su vez su productividad y calidad de vida.

PayU, es la primera compañía en Colombia que decidió innovar y transformarse para no solamente obtener la certificación LEED, también se interesó por llevar el bienestar de sus colaboradores a otro nivel. De esta manera, de la mano de la empresa Arquitectura e Interiores, le apuesta a certificar WELL con sus nuevas oficinas en Bogotá. mención que otorga IWBI (International Well Building Institute) de Estados Unidos.

Alejandro Fonseca, líder de sostenibilidad en Arquitectura e Interiores y el primer profesional certificado WELL en Colombia, afirma que: “La implementación de estrategias de bienestar genera un gran impacto en la productividad de los ocupantes del edificio, asegurando un retorno de inversión en el más grande e importante activo de la compañía, su gente”.

Para lograr esta certificación es importante que los constructores hagan un diagnóstico previo de las necesidades y espacios dependiendo del tipo de oficina y de acuerdo a ello empezar la obra teniendo en cuenta un diagnóstico, diseño, construcción, y decoración.
¿Cuál es la diferencia con la certificación LEED?

Son certificaciones complementarias debido a que algunos principios sostenibles de LEED se traducen en el bienestar de las personas. Cuando se implementan juntas se optimiza el rendimiento del edificio en beneficio de la salud humana y del medio ambiente. En conclusión, LEED se enfoca en la sostenibilidad y WELL en el bienestar.