rutadelSol

Foto: Alexander Sánchez

 

La Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, socializó los proyectos de concesiones Autopistas Conexión Pacífico 1, 2 y 3, en presencia de los alcaldes, personeros, líderes y comunidad en general de los municipios por donde cruzarán los proyectos.


Estamos frente a proyectos que traerán enormes beneficios para la Costa Caribe, Antioquia, la Zona Cafetera y el suroccidente colombiano, lo que sin duda se traducirá en un enorme progreso para todo el país, afirmó el líder estructurador del proyecto de Autopistas para la Prosperidad de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Óscar Herrera, acerca de estos proyectos de concesión.


En sendos eventos realizados en los municipios antioqueños de Amagá y La Pintada, funcionarios de la ANI, representantes de la Gobernación de Antioquia y autoridades regionales, se socializaron las concesiones viales Conexión Pacífico 1, Conexión Pacífico 2 y Conexión Pacífico 3, que pertenecen al proyecto Autopistas para la Prosperidad.


Lo anterior, con el fin de contar a la comunidad detalles y alcance de los proyectos, sus beneficios y contribución para integrar las regiones y mejorar la competitividad del país; «este proyecto va a ser muy provechoso y de bastante beneficio para La Pintada», afirmó el alcalde de este municipio, Rodrigo García Londoño.


Los tres proyectos conectarán de manera eficiente los centros de insumos y producción del norte del país, ubicados en los departamentos de Magdalena, Atlántico, Bolívar, Córdoba, Sucre y Antioquia, con la Zona Cafetera, el Valle del Cauca y el Océano Pacífico. Adcional traerán enormes beneficios para los habitantes y la economía de esas regiones del país, lo que se traducirá en mayor competitividad, ahorro de combustible y menores tiempos de desplazamiento. El tiempo de viaje entre Cali y Medellín para un camión de 5 ejes se reducirá de 15 a 8 horas, y un vehículo particular podrá hacer el recorrido en 5 horas.


La inversión total estimada para los tres proyectos alcanza los $4,06 billones, generando más de 21.000 empleos entre directos  e indirectos en la etapa de construcción de las obras. Los sectores beneficiados serán: agricultura, ganadería, hotelería y comercio, así como las industrias de cerámica, madera, dulcería y panela.

 

Con los proyectos, dotados de las más modernas especificaciones viales, se garantizará el mantenimiento y la operación durante el periodo de la concesión, incluyendo todos los servicios asociados como grúas, carro taller, ambulancias y asistencia, lo que redundará en una mayor seguridad vial.