Impulsada por las medidas para prevenir el COVID-19, la calidad del aire ha tomado importancia en el diseño de interiores.

Controlar elementos como la humedad, temperatura y agentes en el aire es una de las prioridades hoy en día para asegurar los espacios y, por consiguiente, la calidad de aire dentro de estos; objetivo que se puede lograr con la planeación correcta de los ambientes.

Justamente, las condiciones de ventilación óptimas pueden evitar la acumulación de contaminantes o bacterias, eliminar olores dentro de los espacios y prevenir problemas de salud, como las alergias, fatiga, dificultades respiratorias, entre otros. Pero ¿qué se debe tener en cuenta al diseñar la ventilación? Le contamos:

Análisis de materiales

De acuerdo con el portal de Siber Ventilación Inteligente, uno de los focos más habituales de contaminación del aire en interiores son los materiales de construcción, debido a que pueden generar compuestos orgánicos volátiles (COV), además de radón.

“Es imprescindible el diseño de un sistema de ventilación ya sea para una vivienda o local, con el objetivo de aprovechar recursos y que sea eficiente. Por eso, hay que calcular con todo tipo de detalles para que sea idónea al lugar donde se instala”, aseguran.

Por esto, es imprescindible analizar de qué están compuestos los materiales a utilizar en la construcción, pues los COV o gases “perjudiciales” se encuentran en pinturas, desinfectantes, barnices, ambientadores, etc. De hecho, una cuarta parte de estos pueden estar relacionados con procesos cancerígenos.

Elección del sistema

Empezando por el diseño de los espacios, debido a que los arquitectos deben priorizar la ventilación natural, sobre la utilización de sistemas de aire acondicionado, siempre y cuando sea posible.

En este caso, es necesario asegurarse de que las compuertas funcionen correctamente, a través del mantenimiento periódico, para que entre el aire exterior suficiente y, a su vez, circule por cada uno de los espacios de la residencia.

Lea también: 5 recomendaciones para decidir cuándo cambiar la grifería

Igualmente, si se decide incluir aire mecánica, es relevante monitorear el sistema, con el fin de saber si está renovando la cantidad de aire adecuado, porque, de otra manera, pueden registrarse consumos de energía elevados o problemas de salud.

Las recomendaciones

Si bien en el país la medición y regulación por parte de las entidades públicas se centra en la contaminación atmosférica industrial, medida por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), lo recomendable es garantizar ambientes saludables en casa.

En este sentido, el sitio web ArchDaily explica que las fuentes de contaminación del aire en interiores sí se puede medir, por medio de las categorías “materiales de construcción y mobiliario” y “componentes del sistema de ventilación”, en el que se evalúan factores como la tasa de ventilación, humedad y temperatura.

A la final, para garantizar la salud de los habitantes de un inmueble, lo importante, según coinciden estos portales, es analizar los espacios y darles el sistema de ventilación que más se ajuste a las necesidades de la propiedad, ya sea mecánico, natural o híbrido.

Le puede interesar: Iniciaciones en vivienda jalonarán materiales de obra y empleos