La construcción de la nueva estructura generó 1.978 empleos directos.

El nuevo puente Pumarejo que une a los departamentos del Magdalena y el Atlántico y sirve como entrada a la ciudad de Barranquilla entró en funcionamiento el pasado 20 de diciembre.

Algunos de los datos más importantes sobre la estructura que reemplaza el antiguo puente Laureano Gómez son:

  1. Tiene una longitud de 3.2 kilómetros (2.2 km de puente principal y 1 km de ramales y accesos) y tuvo una inversión de $800.000 millones.
  2. El nuevo puente fue construido con el objetivo de mejorar la movilidad entre los departamentos del Atlántico y Magdalena, así como la navegabilidad por el Río Magdalena, permitiendo que barcos de más altura puedan seguir aguas arriba.
  3. La construcción de la nueva estructura generó 1.978 empleos directos.
  4. Cuenta con tres carriles por sentido, zona peatonal a cada lado y ciclo-ruta, la longitud del puente es de 3.2 kilómetros y el ancho total es de 38 metros.
  5. El nombre del nuevo puente quedó registrado en la Resolución 0006427 del 19 de diciembre del Ministerio de Transporte, la cual designa a esta obra con el nombre de Puente Pumarejo.
  6. La Ocad Región Caribe aprobó en octubre de 2019 recursos por el orden de los $131.964 millones para financiar el proyecto de ampliación de la vía que interconecta el nuevo puente Pumarejo con el puerto de Palermo y la vía de La Prosperidad en el Magdalena. Actualmente al puente se llega a través de una vía convencional que termina causando un cuello de botella para entrar y salir de la estructura.

Tras la culminación del puente ahora se vienen dos retos para los departamentos del Atlántico y el Magdalena así como el Ministerio de Transporte: primero conseguir los recursos para derribar el anterior puente y así este pueda cumplir su objetivo de permitir el paso de barcos de mayor altura.

Por ahora el Mintransporte a través de la ministra Ángela María Orozco ha dicho que no se tienen los recursos para realizar la demolición.

El segundo es la ampliación de las vías de conexión que llevan hasta el puente. Actualmente todas las vías que llevan a la estructura son carreteras convencionales que terminan generando un cuello de botella al entrar y salir del puente. En ese objetivo ya la Ocad Región Caribe aprobó recursos para el tramo que viene desde el Magdalena y el que se ejecutará en un plazo máximo de 31 meses.