Camacol Bogotá y Cundinamarca presentó los resultados del estudio de Oferta y Demanda de vivienda en Bogotá y la región, informe que le toma el pulso al mercado. Estos resultados se presentaron durante el Seminario de Actividad Edificadora que organiza el Gremio y presentado en noviembre.

El estudio abarcó el mercado cundinamarqués. De los 12 municipios donde se concentra el 50% de la población del departamento y el 81% de la actividad edificadora, el 48,6% de hogares en Cundinamarca considera que es un buen momento para comprar vivienda, resul­tado ligeramente superior al registrado en Bogotá (43,6%). Sin duda este resultado es menor en comparación a las cifras del 2014, cuando se registró 52,0%.

Las cifras indican que aproximadamente por cada tres hogares que tienen este propósito, uno ya empezó la búsqueda. La mitad de este grupo ha buscado vivienda en proyectos nuevos en los últimos 12 meses; es decir, un total de 47.000 hogares, de los cuales una tercera parte compraría una vivienda entre 69 y 93 millones de pesos.

Los hogares interesados en comprar vivienda en Bogotá la prefieren al occidente y en el corredor de la Autopista Sur. En los municipios aledaños los preferidos son:

-Mosquera (27,6 %),

-Soacha (24,7 %),

-Madrid (21,8 %),

-Funza (20,2 %),

-Facatativá (12,2 %),

-Cota (6,8%)

-Sibaté (6,1%).

“Estos resultados son consistentes con lo encontrado en la encuesta del año anterior, reflejando así el esfuerzo financiero que hacen los hogares para acceder a una vivienda. Sin duda, el mercado ha atravesado en años recientes un periodo de enorme dinamismo que le permitió alcanzar niveles que no tienen precedentes en la historia de este sector”, comentó Martha Moreno Mesa, gerente de Camacol B&C.