Aunque el sector de la construcción ha tenido en los últimos dos años un crecimiento lento, esto no es sinónimo de crisis, estamos ante un ciclo, señaló el gerente general del grupo Oikos, Luis Aurelio Díaz.

La dinámica actual de la construcción se enfoca en vender para construir, esto indica asegurar el capital para el desarrollo del proyecto, así como tener la tranquilidad de que un proyecto es viable en términos de oferta, es decir responde a las necesidades de compra. Es así como este modelo genera que los ciclos, como el actual, puedan ser manejados de manera responsable sin que afecten al inversionista, ni a la banca, ni al comprador final.

Para el segundo semestre de 2019 tendremos un desarrollo de infraestructura importante para Bogotá y algunas ciudades principales y en el sector edificador jalonado por una tasa que hoy está en la más baja de los últimos 16 años el gobierno nacional ha visto en el sector constructor un mecanismo importante para el crecimiento del país y para la reducción de la tasa de desempleo de los segmentos más vulnerables por eso esperamos para lo que resta de 2019 y 2020 una política de fomento y apoyo para que las personas más vulnerables puedan adquirir vivienda afirmó el directivo.

“Esperamos que el gobierno genere ayudas para dar mayor dinamismo a segmentos de tasa media, fuera de VIS, es decir 125 smmlv”. puntualizó.

Negocios en expansión

El Grupo Empresarial Oikos se sigue destacando dentro del sector de la construcción y la finca raíz en Colombia y para ello en los próximos años planea desarrollar proyectos así como invertir en la espacio en la expansión de sus demás unidades de negocio tanto en Colombia como en el exterior.

La vivienda y los centros comerciales, son los segmentos donde la constructora tendrá su apuesta al cierre del año, con 8 nuevos proyectos en zonas como Zipaquira, Engativa, Ricaute, entre otras. “Esperamos como grupo estar con desarrollos por un valor de $550.000 millones anualmente” manifestó Díaz.

Con un crecimiento del 28 % anual, el segmento de bodegas personalizadas o minibodegas, ya tiene en operación 17 sede en el país y 2.800 bodegas, esta línea de negocio contempla una inversión de $24.000 millones para abrir entre cuatro y sedes de Oikos Storage, en Santander y Valle del cauca, actualmente con sedes en Bogotá y Atlántico. Adicional, para 2021 se espera llegar a los mercados internacionales, empezando por Ecuador y Perú.

También le puede interesar: VIS y estrato tres, las apuestas de Oikos en 2019