Luego del terremoto que sacudió el Eje Cafetero colombiano en 1999, se realizó un estudio de microzonificación sísmica para evaluar las características específicas de cada sector de Armenia —una de las ciudades con más alto riesgo sísmico en el país. Los resultados de la investigación fueron una guía de ruta para realizar construcciones acordes a las necesidades de la ciudad.

Gremios de la construcción y autoridades académicas de la región han exigido la renovación de este estudio; sin embargo, en declaraciones con distintos medios de comunicación, el director del Departamento de Planeación de Armenia, Fernando Arias Romero, señaló que la microzonificación sísmica es innecesaria y que solo beneficia a los constructores.

Le puede interesar: Elementos no estructurales, claves en construcción sismo resistente

Respuesta a la controversia

Ante los comentarios de Arias, un equipo de expertos de la Facultad de Ingeniería, y en particular del Programa de Ingeniería Civil, de la Universidad del Quindío ofreció algunas aclaraciones sobre los mitos y realidades que se tienen sobre este tipo de estudios.

Fuente: Universidad del Quindío