potbogotasepuedetumbar

Foto: Juliana Lopera

 

Si existen mecanismos para tumbar la propuesta de Modificación Excepcional al Pot Bogotá impulsada por el Gobierno Distrital, así lo manifestaron diferentes actores durante un conversatorio sobre el tema, que se realizó en la Cámara de Comercio Hispano Colombiana.

 

En el evento abogados, arquitectos, empresarios y urbanistas, entre otros profesionales, analizan las verdaderas implicaciones que tiene la propuesta para la ciudad, Juan Manuel González abogado de la firma PGP, manifestó que el Alcalde sólo podría decretar la modificación del POT en caso de que el concejo no se pronuncie ni a favor, ni en contra, la ley entrega este poder al Concejo de Bogotá».

 

González quien intervino en la jornada académica sobre POT, convocada por Camacol Bogotá y Cundinamarca, se mostró seguro de que esta situación no se dará, teniendo en cuenta la seriedad y compromiso que han demostrado algunos concejales, frente al debate.

 

No obstante, en caso de que la Administración Distrital decida adoptarlo por decreto, pasando por encima del voto negativo del Concejo y de las advertencias hechas por los ciudadanos, la decisión implicaría legalmente la nulidad del proyecto. «¿Pero para qué gastar diez años en los tribunales para declarar la nulidad, si se puede evitar desde ahora «,se preguntó el abogado Juan Manuel González, frente a un auditorio de casi 200 personas.

 

Ante esta inquietud, el abogado constitucionalista Juan Manuel Charry, dijo que si bien la nulidad les da derecho a los ciudadanos a exigir la reparación de los daños ocasionados por la decisión, el tiempo de espera para que salgan los procesos podría seguir generando retrasos graves para la ciudad.

 

Aclaró también que la acción de tutela es un mecanismo alterno al que se puede recurrir para exigir la participación ciudadana que ha sido negada en todo este proceso, pero incide directamente en la decisión de nulidad.

 

La gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, Martha Moreno Mesa, hizo un llamado al Alcalde para que respete el derecho del  ciudadano a la participación y para que abra el debate público y de frente, en vez de hacerlo desde las redes sociales.