cerros orientales no constr

El Consejo de Estado determinó que no se podrán entregar más licencias para construir en los cerros orientales de Bogotá. El organismo manifestó a través de sus voceros que las edificaciones que actualmente se encuentran en este terreno ocupan una zona de reserva natural.

 

Las construcciones que ya están en el terreno no serán derrumbadas pero tendrán que pagar un impuesto ambiental. Sin embargo el Distrito deberá adelantar las medidas necesarias para trasladar a las familias que viven en los edificios con riesgo de deslizamiento.

 

El presidente de Alto Tribunal Alfonso Vargas explicó que con el fallo fue avalada la decisión del Ministerio de Ambiente (que fijó nuevos límites a la reserva, en el 2005, que le redujeron la extensión a 13.143 hectáreas, al sustraerle 973 hectáreas) y reiteró «la competencia de ese ministerio para la aceptación de áreas de reserva previo cumplimiento requisitos de ley.

 

Los nuevos límites ratificados para esa reserva quedaron fijados, de punta a punta, entre el Boquerón de Chipaque (en el extremo suroriental de la capital) y Chía (en el norte).

 

La secretaria Distrital Hábitat, María Mercedes Maldonado, destacó la decisión del Consejo y no cree que está decisión implique hacer cambios al POT de la ciudad.