Las mini bodegas llegaron al país para quedarse, para 2020, Oikos Storage hará una inversión de US $20 millones, solamente en Colombia, frente a los $ 70.000 millones que ha invertido la firma en los últimos cinco años.

“Proyectamos abrir cuatro complejos de mini bodegas nuevas en Bogotá. Adicionalmente, iniciar el primer trimestre de 2020 con las operaciones de Cali y Bucaramanga. De igual manera buscamos explorar la entrada a Medellín, Santa Marta, Ibagué, Pereira y Manizales”, indicó Felipe Roldán, gerente general de Oikos Storage.

Para el líder de Oikos Storage hay un segmento, dentro de la industria inmobiliaria, que viene en continuo crecimiento desde 2014 y que, en 2019, mostró un fortalecimiento aún mayor, buscando convertirse en uno de los más grandes dinamizadores de la industria inmobiliaria en Colombia. “Como sucede en otros países, el self storage, como se le conoce en otras latitudes al arriendo de mini bodegas, ha mostrado ser un servicio que resuelve grandes necesidades de hogares, negocios y empresas, ya sea para almacenaje doméstico, mercancías, materias primas, archivos, entre otros, de forma temporal o permanente. Estos  segmentos pueden resolver las necesidades cuando de falta de espacio se trata”, apuntó Roldán.

Para el cierre de la actual vigencia, de acuerdo con las estimaciones de Oikos, la oferta total de metros cúbicos arrendables en mini bodegas puede estar cerca de los 190.000 m3. Lo que representa casi cerca de 13.000 mini bodegas. Vale recordar que hace cinco años, la oferta no llegaba siquiera a los 60.000 m3 arrendables. “En este tiempo la industria de las mini bodegas ha multiplicado por tres su capacidad, esto demuestra el crecimiento de la demanda de este servicio, en particular por parte de los consumidores colombianos”, señaló el directivo.

Arrendamiento de mini bodegas

Este segmento le permite a la industria inmobiliaria encontrar una nueva manera de potencializar la productividad de los inmuebles, dentro de los complejos de almacenamiento, los usuarios  pueden contar con un circuito cerrado de televisión para apoyar la seguridad, ascensores de carga, herramientas de apoyo logístico, flexibilidad en los plazos de arrendamiento, entre otras características. 

Entre tanto, al ser cada mini bodega una unidad independiente, el cliente es el que maneja la custodia de sus  elementos de manera autónoma y segura.  

Por su parte, desde la perspectiva de costos, en Colombia se pueden encontrar arrendamientos de mini bodegas desde los $ 60.000 mensuales. Lo que logra una democratización en este servicio, pues es accesible y flexible para todo tipo de consumidores y usuarios.

Con estas importantes inversiones en todo el país, y en algunas economías de Latam, Oikos Storage continúa dinamizando la industria inmobiliaria, la cual vivió una desaceleración en 2019 en los segmentos de vivienda en estrato alto y comercial.