La planificación es uno de los procesos más importantes de la construcción, pues permite  anticiparse a los problemas y darle un mejor manejo financiero a sus proyectos.

Por eso, para planear de manera acertada un obra, tenga en cuenta los siguientes pasos:

1. Seleccione un profesional de diseño:

Para crear un plan de trabajo detallado es importante tener dentro de su equipo de trabajo un arquitecto y un diseñador de interiores. El primero va a trabajar no solo en los planos de planta y permisos, sino que dejará los detalles del plan eléctrico de las instalaciones del lugar. El diseñador en cambio ofrecen asistencia sobre cuáles son los materiales adecuados para usar en la construcción de acuerdo con las necesidades del cliente.

2. Establezca un plan:

Organice a todo su equipo para que trabaje de manera sincronizada y de acuerdo con el cronograma realizado desde la preproducción.

Plantee grupos de trabajo según el área que desarrollarán dentro de la obra para que de esta forma se empiecen a visualizar los problemas y los aciertos que se tienen en cada una de las secciones para que se puedan resolver de forma más estructurada y asertiva.

3. Trabaje de la mano con los contratistas

Las empresas contratistas son las encargadas de realizar ciertas labores de la construcción como colocar el sistema de aire acondicionado, instalar las ventanas, realizar acabados, entre otros. Por eso, es importante que estas empresas estén muy sincronizadas con el proyecto para que no se terminen cometiendo errores en elaboración y forma de la edificación.

Antes de asignar el proyecto a una compañía contratista, es importante que se verifique si esta cuenta con las certificaciones expedidas por ley, experiencia y buenas referencias.

4. Escoja los materiales para su construcción:

De la calidad de los materiales depende que una edificación tenga o no mayores riesgos. También que se incremente o no el presupuesto. Por eso, no subestime las cosas que deben ser compradas porque esto le va a permitir tener mayor control sobre el proyecto y su costo.

Además, le proporciona un panorama general sobre como está el mercado de insumos y proveedores para que el contratista programe las compras del material teniendo en cuenta dicha información.

5. Obtenga los permisos para poder construir:

Dependiendo del alcance de su proyecto y dónde está localizada la obra, el permiso puede tomar un día, meses e incluso años. De ahí que se tenga que tener una idea antes de presentar los permisos sobre la duración de la construcción y una posible fecha de inicio para poder ejecutar este proceso. Las tasas de permiso pueden oscilar entre unos cientos de dólares y miles de dólares.

6. Realice reajustes

Muchas veces después de realizar la planeación del proyecto, los materiales cuestan más de lo que se tiene estipulado en el presupuesto. Por eso, es necesario hacer un reajuste o una ronda de ‘ingeniería de valor’ que significa cambiar el alcance del trabajo o los materiales con el fin de reducir el costo. Teniendo esto claro, el contratista puede firmar contrato.

7. La seguridad, primero

No olvide calcular detalladamente lo relacionado con protocolos de seguridad. Asegúrese de cumplir todas las normatividades y planee las compras con los mejores insumos posibles.

Finalmente, el proceso de planificación puede ser muy extenso, pero entre más atención le preste a este procedimiento menos retrasos y pérdidas monetarias tendrá el proyecto. Lo importante es tener este paso bien desarrollado porque así será mucho más fácil realizar su ejecución. Si no implementa este proceso, la obra puede presentar muchos problemas que aumentarán el tiempo de realización y el presupuesto