potbogotadecreto

MinVivienda y gremios no están de acuerdo con la decisión.

Desde la noche del 26 de agosto la reforma excepcional del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, entra en vigencia, así lo declaró el Alcalde de Bogotá Gustavo Petro.

 

El mandatario por medio de su cuenta en Twitter declaró, «desde la localidad de Ciudad Bolívar, donde laboro desde hace cinco semanas, se expidió anoche el POT para llevar salud y educación a toda Bogotá».

 

«Actividad económica de minoría no será permitida en jurisdicción de Bogotá. Se mantienen licencias hasta su extinción jurídica y entra a licitación la renovación urbanística de la séptima peatonal.», manifestó.

 

También resaltó que al permitir usos dotacionales mixtos, se llevarán Juzgados y Fiscalías a todas las localidades de Bogotá financiados por el erario público.

 

«Por primera vez en Bogotá se permite que las plusvalías por cambio de edificabilidad pueda financiar el sistema de transporte masivo. Se permite máxima edificabilidad en el centro ampliado, más de 10.000 hectáreas, con usos combinados y vivienda de diversa capacidad de pago», afirmó.

 

¿Qué dice el gremio

Por su parte la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, y su regional Bogotá y Cundinamarca rechazan la decisión del Alcalde y consideran que la medida es arbitraria, ilegítima y viola todas las normas y procedimientos, pues desconoce la constitución, la Ley, las instituciones como el Concejo Distrital, la sociedad civil y los gremios.

 

Camacol B&C realizó un exhaustivo análisis cuyos resultados fueron entregados a la Administración, advirtiéndole de los riesgos que representaba para la ciudad la propuesta ya que carecía de sustento técnico y rigor jurídico para su adopción.

 

Sandra Forero Ramírez presidente Ejecutiva de Camacol, y Martha Moreno Mesa gerente de la regional Bogotá y Cundinamarca, manifestaron su asombro por la decisión y por la manera como el Alcalde ha hecho el anuncio. Dijeron además, que el Gremio estudiará bien el texto del decreto y tomará las medidas a que hubiera lugar.

 

Modificaciones

Petro reiteró, que el ordenamiento territorial propuesto es una continuación del POT del 2000 con tres modificaciones.

Primero, una adecuación del ordenamiento territorial a los riesgos del cambio climático como riesgos de inundaciones, remoción en masa y sismos.
Segundo, una modificación de los usos dotacionales para llevar escuelas, salud, juzgados y fiscalías a todos los lugares de la ciudad.
Tercero, un sistema de pagos de la construcción para generar espacio público verde, infraestructura de transporte y usos dotacionales, en casos de Viviendas de Interés Prioritario.

Petro recordó que el POT de Enrique Peñalosa y Antanas Mockus fueron expedidos por decreto y puntualizó que los mejores urbanistas del mundo reunidos en Bogotá conceptuaron favorablemente sobre la modificación excepcional del POT.

 

Escenario del sector

Las dirigentes gremiales estuvieron de acuerdo en que el panorama que le espera a Bogotá no es para nada alentador, pues desde hace año y medio la construcción en la ciudad ha registrado los niveles más bajos en sus indicadores. Desde enero de 2012 a julio de 2013, el volumen de lanzamientos de vivienda se ha reducido en 13.200 unidades, siendo la vivienda social el segmento de mayor contracción.

 

La oferta de vivienda nueva en la ciudad es hoy en 9% menor que hace un año, y 34% inferior al nivel máximo de los últimos cinco años; además de la pérdida de empleo, que llega a más de 72.000 puestos de trabajo durante el último año. Así lo que puede pasar en adelante es que la ciudad entre en un estancamiento total.