El uso de drones en las construcciones ha empezado a cobrar importancia por las facilidades que trae en cuanto a rendimiento de gastos y manejo del tiempo.

El empleo de diferentes programas, softwares y sistemas de control y aviónica permiten la recolección periódica de datos para observar los avances en la construcción. Igualmente, mediante técnicas de realidad virtual y modelos 3D se puede realizar la integración de un proyecto a partir de las imágenes que se toman.

Los drones proporcionan imágenes con precisión y alta calidad, cubren superficies de varios kilómetros cuadrados, se pueden usar en cualquier tipo de terreno y clima; y, posibilitan una operación rápida y segura.

Ya hay diferentes construcciones que con un solo dron y programas como Autodesk InfraWorks enlazan las imágenes para construir un modelo virtual a partir de la información del entorno, lo que permite diseñar e integrar las instalaciones en el contexto en el que se presentan.

Hay que tener en cuenta la normatividad en cuanto al espacio aéreo para realizar este tipo de actividades.