El Teletrabajo ayuda a mejorar la calidad de vida de los empleados, aumenta la productividad en las organizaciones y se traduce en un ahorro de costos para ambos.

A raíz de las medidas tomadas por el gobierno nacional para enfrentar la propagación del COVID-19, múltiples organizaciones han dado el paso para implementar el teletrabajo y así continuar con su funcionamiento.

Esta modalidad laboral está reglamentada en Colombia y se definió en la Ley 1221 de 2008 como “una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio específico de trabajo”.

Pero, ¿por qué animarse a implementar el teletrabajo? La respuesta está en los múltiples beneficios que ofrece y que permiten que las organizaciones se adapten a las nuevas formas de trabajo gracias a las TIC. Entre las ventajas de esta modalidad laboral se encuentran:

· Calidad de vida
El Teletrabajo permite gozar de una mejor calidad de vida, pues se logra un equilibrio entre el hogar y el trabajo. Al tener la oportunidad de trabajar desde cualquier lugar los colaboradores son más productivos porque son más felices y están más gusto al cumplir sus funciones.

· Menos estrés
Entre los trancones, el clima, las horas que se pasan en desplazamiento y hasta los mismos compañeros, los niveles de estrés aumentan, es por eso la modalidad de Teletrabajo permite que el colaborador de una organización no se desgaste innecesariamente y, por el contrario, tenga más energía para concentrarse en sus actividades y ejecutarlas de manera efectiva.

· Mejor movilidad
El éxito de una gran estrategia inicia con pequeños cambios, si todas las organizaciones establecieran políticas de Teletrabajo en sus empresas, la movilidad de las grandes ciudades se vería beneficiada, pues las personas no tendrían que desplazarse a la misma hora a sus lugares de trabajo, permitiendo así que se descongestionen las vías.

· Mayor productividad
Al reducir los desplazamientos y poder disfrutar el tiempo con familiares y amigos, los trabajadores están más receptivos y dispuestos a mejorar sus resultados. Cuando trabajan están con toda la disposición y concentración para lograr sus objetivos.

· Reducción de costos
Organizar la infraestructura de una organización es vital en toda empresa pero a su vez genera grandes costos, entonces, ¿por qué no ahorrarse esos altos costos en infraestructura y servicios que genera una oficina convencional? Al teletrabajar, los costos de operación y el espacio físico requerido disminuyen. Sin embargo, resulta importante aclarar que el empleador debe garantizar que el teletrabajador cuente con todas las condiciones para realizar sus labores desde casa.

En conclusión, los beneficios que trae el teletrabajo y que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas y aumentar la productividad son la carta de presentación para incentivar a trabajadores y empresarios a implementar esta modalidad laboral. Establecer reglas, capacitar a la compañía y desarrollar una buena planificación, son parte del éxito del teletrabajo que sigue creciendo en Colombia.

Con información de www.mintic.gov.co