La dinámica de construcción en Bogotá tendrá una dirección diferente en los próximos cuatro años, debido a los cambios hechos por la administración del alcalde Enrique Peñalosa.

Uno de los últimos pronunciamientos del alcalde que más ha llamado la atención en esta semana, fue el de la ley que prohíbe la construcción de edificios de gran altura en zonas residenciales. Diferentes constructores y entidades, han dado su respaldo a la decisión del mandatario.

El pasado 23 de febrero, se estableció el decreto 079, que limita la construcción de rascacielos dentro de Bogotá, anulando así el decreto 562, más conocido como decreto de alturas aprobado por la administración de Gustavo Petro. La Secreatría Distrital de Planeación (SDP), aprobó 189 licencias para la construcción de estructuras con más de 12 pisos de altura. Estas, han sido aprobadas dentro del marco legal del decreto anterior y mantendrán su derecho a la construcción.

El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, indicó que durante la anterior administración faltó orden. “Bogotá es una de las 10 ciudades más densas del mundo, donde viven nueve millones de habitantes. El planteamiento que tenía el exalcalde Petro, era una renovación urbana, no un desarrollo de predio por predio donde primara un concepto integral entre malla vial, acueducto y alcantarillado y espacio público que es lo que hará Peñalosa”.

Por otra parte, los constructores se han manifestaron frente a este cambio, por ejemplo, Luis Aurelio Díaz, gerente del grupo Oikos, afirmó que: “una administración distrital con una nueva visión, sumada a una estrategia de urbanismo que estimule tanto el crecimiento ordenado de la ciudad como la renovación urbana, puede traer señales positivas para la actividad edificadora de la capital en los próximos cuatro años”.

Martha Moreno, gerente de Camacol regional Bogotá, aseguró que la entidad respalda la desición de la alcaldía. “En este momento nos ponen en un situación crucial para la ciudad que es el Plan de Ordenamiento Territorial en el que todos podemos participar como la ley lo exige. Las licencias que están en trámite son otro derecho diferente: se continúa el trámite, pero no quiere decir que sea aprobada”, manifestó

Hasta el momento, el alcalde Peñalosa ha recibido un respaldo a las decisiones urbanísticas que ha tomado para la ciudad. Sin embargo, sigue en discusión la posibilidad de edficiar en la reserva forestal Thomas van der Hmmen.