Pensar los proyectos constructivos con parámetros de sostenibilidad es cada vez más un requisito ineludible. Si tenemos en cuenta las lecciones de la pandemia en cuanto al impacto al medio ambiente, la responsabilidad en el uso del suelo, el cambio climático que afecta en gran medida en la calidad del aire, la urbanización responsable, entre otros aspectos que esta ha puesto sobre la mesa, tendremos un panorama claro de por dónde comenzar a evaluar nuestro rol en el entorno. 

Le recomendamos: Conozca a los conferencistas de la Cumbre Virtual Constructora y Ferretera 2021.

Constructores, y responsables de proyectos constructivos son hoy más conscientes de la importancia de plantear la sostenibilidad dentro de estos y así mismo incluir materiales y buenas prácticas que respondan a la sostenibilidad en el sector. 

Así mismo, es indispensable seguir cumpliendo con parámetros de bioseguridad. Diferentes materiales se han concientizado de esta necesidad y ofrecen al mercado soluciones innovadoras. 

Para Carolina Garzón, coordinadora Sr Negocio Construcción de Pintuco, “mejorar la calidad del aire en los ambientes internos y externos, servir como barrera antibacteriana y facilitar la limpieza y lavabilidad de las superficies que se encuentran sometidas a desinfección continua, son atributos importantes que se deben tener en cuenta en los revestimientos y pinturas que actualmente se aplican a las diferentes superficies”. 

En el caso de las pinturas, esta tendencia ha requerido la disponibilidad de soluciones que, entre otros atributos, sequen más rápido para poder habilitar con rapidez los espacios y presenten mayor resistencia al lavado y la desinfección que evita el deterioro ante la frecuencia con la cual se deben hacer estos procesos en este tipo de instalaciones. “En el caso del portafolio que Pintuco ofrece, existen algunas soluciones que hacen que pintar estos espacios sea un ejercicio saludable y confortable, y que se ajustan a las necesidades de alta lavabilidad y asepsia en todo tipo de superficies. Además, que en su aplicación se protege la salud del pintor o aplicador” agrega la especialista de Pintuco. 

Ciudades y viviendas

Otra de las transformaciones que ha generado la pandemia es la valoración que se le da a la vivienda, es así que la demanda de proyectos en ciudades intermedias o zonas con ambiente campestre que ofrezcan una cercanía a la ciudad sin perder la privacidad y el confort de la naturaleza sigue en tendencia.

Para Andrés Pacheco, gerente general de constructora Amarilo “El interés por vivir cerca de la naturaleza ha aumentado y eso ha hecho que las personas sean más conscientes de la importancia de las prácticas sostenibles y del cuidado del medio ambiente. Las personas no sólo están incorporando nuevas prácticas y hábitos sostenibles, sino que también están prefiriendo a las empresas que le apuestan a la sostenibilidad. Por eso, nuestro gran reto como empresarios es atender esa tendencia, con el propósito de ser actores relevantes e impulsar la sostenibilidad como un eje transversal de nuestra operación, para aportar así a la construcción de un mejor futuro para las nuevas generaciones”. 

Sin duda, la pandemia nos hizo replantear nuestra vida de varias maneras: cuando lo vemos desde el contexto de la construcción, nos plantea desafíos como tener espacios que puedan ser de múltiples usos enfocados al bienestar y salud de quienes allí permanecen. 

“De otro lado el trabajo en casa sin duda genera retos para las empresas constructoras, de ofrecer espacios cómodos, útiles y que respeten el medio ambiente, permitiendo ahora que muchas personas trabajen desde casa.” Puntualizó Pacheco.

Busca proveedores para su proyecto constructivo. Consulte la Guía del sector aquí. 

Responsabilidad Global: agenda 2030

Para María Isabel Echeverri, vicepresidente Legal y de Sostenibilidad  de Argos “El 2020 es un año que permanecerá en la memoria de todos. La pandemia por el COVID-19 se constituyó en uno de los más grandes desafíos que hemos enfrentado todos, individuos, familias, empresas y países, en el último siglo. Así mismo, trajo consigo grandes oportunidades para acelerar el cumplimiento de la agenda 2030. Por otra parte, actualmente las concentraciones de Gases Efecto Invernadero están en niveles récord y continúan aumentado mientras que las emisiones, que se redujeron sutilmente a causa del COVID-19, ya están regresando a los niveles previos a la pandemia y el tema del cambio climático se ha convertido en una prioridad para todos. Se estima que, en abril de 2020, en pleno confinamiento, las emisiones se redujeron hasta un 17 %, un hecho sin precedentes en la historia”. 

Es así que en el mundo post COVID-19 se exige un nuevo pacto global y regional donde se puedan alinear nuestra acciones a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible,  documento incluye los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) entre estos el hacer frente al cambio climático. 

La pandemia ha puesto la transformación como una de sus lecciones más grandes, y ante un escenario que busca volver a la normalidad se hace imprescindible una transformación desde lo personal, lo social y sin duda, lo ambiental. 

Le recomendamos leer: Conozca los proyectos destacados en sostenibilidad en 2021.