Recientemente la multinacional de servicios inmobiliarios Cushman & Wakefield (C&W), presentó un informe en el cual se evidencia una disminución de 10% en precios de renta de oficinas tipo A en Bogotá.

Es decir, hoy en día es un 10% más barato arrendar una oficina tipo A que hace un año, lo que beneficia a los empresarios que estén en búsqueda de un espacio corporativo de buenas especificaciones, sin embargo, persiste la idea de mayor oferta y menor demanda en un futuro.

Para Ricardo Uribe, gerente general de la Constructora Proksol, “este crecimiento de la oferta ha hecho que los precios de los activos hayan caído. Entendemos que la demanda continúa, pero la brecha entre una fuerza y la otra (oferta y demanda) se ha acrecentado”.

Por lo tanto la constructora ha volcado su mirada a ciudades intermedias como Santa Marta y así esperar un par de años para lanzar un proyecto en la capital del país. “Es necesario esperar a que la demanda nuevamente alcance la oferta y los precios tanto de venta como de arrendamiento se estabilicen después del ajuste que están teniendo en este momento” reiteró Uribe.

Según el informe, en el trimestre julio-septiembre el costo promedio de un metro cuadrado de este tipo se ubicó en $67.800, donde los precios más altos se encontraron en Santa Bárbara, y los menos costosos en el Salitre.

Para el trimestre octubre-diciembre, C&W estima que entren al mercado cerca de 26.000 m2 de oficinas Clase A, para dar un total de casi 103.000 m2 para todo el año, casi 42% por debajo del estimado para 2016, cuando se esperan más de 176.000 m2 de este tipo de espacios.