Los índices de accidentes laborales ubican al sector de la construcción en una primera posición con respecto a otras actividades. Según cifras de la Dirección de Riesgos Laborales del Ministerio de Trabajo, durante enero y octubre del 2015 se presentaron 87.901 accidentes y 88 personas perdieron la vida.

Estos accidentes son provocados por diferentes factores como la mala organización, el descuido y en algunas ocasiones problemas personales de los trabajadores. De la vigilancia y control que se preste a estos depende el éxito de su construcción.

Es cierto que los contratistas son responsables de su equipo de trabajo, pero los constructores como gerentes de proyecto, deben estar atentos para que se cumplan las normas de seguridad en cada área. No solo estará garantizando la integridad física de las personas, sino que también evitará problemas que pueden verse reflejados con reprocesos en la construcción.

Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Verifique que los trabajadores que manipulan cargas manualmente, no deben exceda el peso que llevan. Una carga excesiva puede ocasionar graves lesiones.
  2. Si se utiliza algún tipo de maquinaria móvil en la obra como miniretroexcavadoras o rulos de compactación, verifique que se guarden las distancias de seguridad.
  3. Si la obra requiere de andamios, evite el mal hábito de que supriman las crucetas que lo hacen estable. Vigile que distribuyan el peso y que no lo excedan.
  4. En las excavaciones de la obra hay que asegurarse que estén bien protegidas. Si la excavación es muy profunda debe de colocarse barandillas de protección, y comprobar que no hay ningún tipo de riesgo. Evite acumular escombros o cualquier otro material al borde de la excavación.