La construcción sostenible toma cada vez más fuerza a nivel mundial y los materiales ecológicos son cada vez más solicitados. Desde el 2012 se ha duplicado el número de estudios en sectores de arquitectura, ingeniería y empresas constructoras que afirman implementar esta tendencia en sus obras.

Generalmente, las construcciones requieren de algún tipo de pintura que mejore el señalamiento, el aspecto del lugar, brinde una capa de protección, entre otros.

Este material también puede ser amigable con el medio ambiente. Existen pinturas sostenibles que reemplazan a los hidrocarburos con componentes naturales, lo que permite llamarlas pinturas ecológicas y naturales.

Se caracterizan por su composición transparente, utiliza envases reciclables, es inocua durante su aplicación y a lo largo de su vida útil, es transpirable al aire y al vapor de agua y, no se carga electroestáticamente.

Estas pinturas no crean una capa impermeable sobre el yeso o el cemento sino que dejan respirar a los muros. Al no contener productos tóxicos su aplicación es segura para el operario o la persona que pinta o barniza.

Son varias las  compañías que se unen a la tendencia de lo sostenible. Pinturas Bler ofrece su nueva línea Eco-Zero, donde utilizan un sistema de productos base agua de altas especificaciones ideales para uso doméstico (ECO) o industrial (ZERO). No contiene thinner ni varsol, además de tener un bajo olor.