oficinasbogota

Centro Bogotá. Foto/Colliers International

Aunque el inventario de oficinas en la capital del país continúa creciendo, al cierre del primer semestre de 2012 se observó una notable disminución en la oferta de este tipo de espacios, como consecuencia de la amplia demanda y las altas tasas de ocupación de los edificios nuevos.

Así lo concluye un estudio de Colliers International Colombia respecto al mercado corporativo de la ciudad, según el cual, en dicho periodo se presentó una caída de 20% en la disponibilidad de estos inmuebles, al totalizar 61.134 metros cuadrados en las tres clases, es decir A+, A y B.

En términos generales, el inventario ha mostrado un crecimiento sostenido ocasionado por la reactivación económica de los últimos años, de tal manera que en el periodo evaluado ingresaron cerca de 110.000 metros cuadrados distribuidos en 14 edificios, de los cuales 61% son de clase A+ y A.

El estudio enfatiza en la poca disponibilidad de áreas mayores a 2.000 metros cuadrados en la ciudad, de tal manera que la mayor cantidad de la oferta está distribuida en oficinas entre 80 y 250 metros cuadrados.

Para el segundo semestre de 2012, se espera que ingresen al inventario cerca de 123.000 metros cuadrados, de los cuales la mitad se encuentra en Salitre, en tanto que para el periodo 2013-2014, se calcula que finalizarán cerca de 185.800 metros cuadrados, cifra muy por debajo del promedio de los últimos años, panorama que cambiará en 2015 cuando ingresen 230.000 metros cuadrados, es decir que habrá nuevamente una adecuada cantidad de oferta, concluye el estudio.