Con una carta de desistimiento enviada por la nueva alcaldesa de Bogotá, Claudia López, se solicitó la sustracción, realinderamiento y recategorización de la reserva forestal Thomas Van der Hammen a la CAR Cundinamarca.

En el documento se expone que “La solicitud inicial requiere ser evaluada en su conjunto para determinar hacia dónde se expande y revitaliza la ciudad, los estudios técnicos y ambientales requeridos y el proceso de participación ciudadana adecuado”. 

Freno político o preocupación ambiental. Estos son algunos factores a tener en cuenta sobre esta decisión:

  • Esta zona en 2011 fue declarada como reserva forestal y en 2014 se adoptó el plan de manejo que tiene una vigencia de diez años.
  • La intervención a la reserva Van der Hammen era uno de los principales propósitos de Enrique Peñalosa. 
  • La solicitud de sustracción se redujo el año pasado de doce a tres vías dado que el equipo técnico de la CAR presentó al consejo directivo un concepto negativo a la solicitud por estudios insuficientes.
  • La Secretaría de Planeación puntualizó que actualmente la definición de usos de la reserva Thomas van der Hammen concede vías, pero de categoría 4, que son rurales y que tienen un ancho de hasta 30 metros.
  • Se está definiendo la fecha para convocar a una sesión del consejo directivo y así determinar qué sucederá con la solicitud de la alcaldía actual. 

Las obras que se comprometen

La intención de la  solicitud eran la construcción de tres vías: la continuación de la avenida Boyacá y de la carrera Novena y la ampliación de la vía Suba – Cota.

La ampliación de la vía Suba – Cota no está comprometida con la medida solicitada, ya que está contemplada en el plan de manejo y no necesita de la sustracción de la categoría de la reserva Thomas Van Der Hammen para poderla ejecutar, aseguró la alcaldía.