La protección es el pilar en toda la construcción, y por supuesto las fachadas no son la excepción.

El mercado ha entendido muy bien que las normas en este sentido cada vez son más estrictas y por eso ha hecho una labor importante en la conformación de un portafolio que cumple con altos estándares de calidad y exigencia.

“El fibrocemento de mediana y alta densidad es un producto que se acomoda perfectamente a las necesidades de una fachada en cualquier clima. Al tener diferentes tipos de fachadas como ventiladas, confinadas y flotantes, las soluciones están a la mano de los constructores”, asegura Javier Alejandro Reyes, diseñador visual de Skinco.

Por su parte, Mariluz Castrillón, gerente de desarrollo de nuevos productos Colcerámica, asegura que para las fachadas lo mejor son los productos cerámicos, preferiblemente que sean de pasta de piso y que tengan baja porosidad en la pasta. “Existen dos tipos de instalación: directa o fachada ventilada. Si es directa la recomendación es hasta diez metros de altura y si es fachada ventilada el formato puede ser más grande”, explica.

El Dato
El muro cortina o fachada ligera está compuesta por una estructura auxiliar ubicada en la parte frontal, acoplando elementos de bajo peso y delgado espesor, dando estética y funcionabilidad.