bogotagirardot

Foto: Alexander Sánchez

El contrato firmado entre el Instituto de Concesiones (Inco) y la Concesión Autopista Bogotá Girardot S. A, en el año 2004, acaba de ser declarado nulo por el Tribunal de Cundinamarca, debido a irregularidades en el proceso de adjudicación.

Dicho Tribunal solicitó que a Andrés Uriel Gallego, entonces ministro de Transporte y a Juan Manuel Martínez Paz, quien tuvo a cargo la licitación, se les abra una investigación penal y disciplinaria, argumentado que ellos entorpecieron el proceso manchando el nombre del Consorcio Sumapaz, el cual estaba compitiendo contra los Nule en la carrera por ganar la licitación.

Y es que la licitación debió quedar en manos de dicho consorcio, el cual logró un segundo lugar de acuerdo a la calificación dada por el Estado, y en la cual se omitieron documentos que certificaban su experiencia en la construcción de túneles, competencia que fue determinante para que el contrato fuera ganado por los Nule.

Ahora el Estado por orden de los magistrado deberá pagar una indemnización por 59 mil millones de pesos, suma equivalente a las ganancias que habría dejado el negocio.