Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) desarrollaron un robot que puede realizar en impresión 3D una estructura para construcción.

Cuenta con un brazo robótico largo y una pequeño en la punta; mientras el grande se mueve alrededor de la escultura, el otro se encarga de rociar concreto, aislamiento y otros materiales utilizados para construir un edificio.

Las impresoras 3D son usadas para una gran variedad de funciones en todas las industrias. Pueden reducir el gasto de fabricación y, en algunos casos, entregar más unidades producidas en un mismo tiempo en comparación con la fabricación tradicional.

En el caso de los investigadores del MIT, diseñaron una cúpula básica de 15 metros de diámetro y 3,6 metros de alto en concreto y espuma de aislamiento. El robot creó la estructura capa a capa en 14 horas.

Quienes desarrollaron el robot creen que este método de impresión 3D permitiría a las empresas construir edificios que no son posibles fácilmente con la tecnología existente.