bogota1

Durante la agenda técnica que convocó el Concejo de Bogotá para evaluar el Plan de Desarrollo Distrital, la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA), dejó claro que el Plan presentado por el alcalde Gustavo Petro, no define claramente un modelo de ciudad para Bogotá.

De acuerdo con Ruben Dario Utria, representante de la SCA, se debe hacer un replanteamiento de las estructuras urbanísticas existentes hace más de 60 años, para responder adecuadamente al dinámico crecimiento de la población, a la complejidad de sus funciones de gran metrópoli y a la conflictividad de sus problemas ambientales, sociales y económicos, de lo contrario todas las iniciativas podrían verse como improvisadas. Así mismo, Utria llamó la atención sobre introducir drásticas modificaciones de las estructuras territoriales de la ciudad para enfrentar los efectos del cambio climático.

De otro lado, la SCA se pronunció sobre la realidad de la vivienda en Bogotá, más allá del centro ampliado, Ricardo Ramirez, Coordinador de la Comisión de Hábitat, afirmó que la construcción informal en los bordes de Bogotá se ha incrementado en 56%, una realidad alarmante, porque la construcción informal en las zonas de periferia carecen de las mínimas especificaciones técnicas y de sismo-resistencia. Una realidad que requiere urgentemente de acciones concretas y política pública, que no está contemplada ampliamente en el PDD.

En cuanto al sistema de movilidad, la SCA afirmó que el plan propuesto no define un sistema integrado, eficiente y seguro basado en un nuevo modelo de ciudad definido con visión prospectiva. Según, Camilo Santamaría Coordinador de la Comisión de Movilidad, esta definición es inaplazable para superar la tradición histórica de la dirigencia capitalina de improvisar caprichosamente soluciones aisladas y cortoplacistas, omitiendo así las soluciones de fondo, como sucedió en años recientes con el Transmilenio.