Con el propósito de prevenir accidentes y ahogamientos en niños menores de 5 años, los constructores que realicen proyectos como conjuntos, condominios, clubes, hoteles, colegios y cajas de compensación, deben incluir cerramientos en las piscinas. Así se estableció desde la aprobación de la Ley 1209 de 2008, la cual explica las normas que brindan seguridad en la instalación de las piscinas.

Hasta el momento ha sido una norma que muy pocos han cumplido. El ministerio de salud ha hecho una campaña muy fuerte para que todas las construcciones incluyan este sistema de protección, pero solamente Antioquia y Cundinamarca son los que más la han aplicado, en los demás departamentos el 70% de las piscinas no cumplen con la medida. La instrucción es que desde el segundo semestre de 2016 se realice una auditoría más rigurosa en este tema.

Tenga en cuenta

– La ley únicamente rige para aquellas piscinas que están en espacios abiertos, aquellas que son cubiertas no necesitan los cerramientos. Bogotá es una de las ciudades con más piscinas en espacios cerrados; sin embargo, toda construcción que tenga dentro de su planeación una piscina al aire libre, debe tener el cerramiento obligado por la ley.

– El espacio que debe existir entre la piscina y el cerramiento es de 1,80 metros para permitir el paso de las personas o maniobrar por los costados en caso de alguna emergencia.

– La altura de los cerramientos debe ser de 1,20 metros y la ley no establece un material específico. En caso de elegir acero, se debe realizar un adecuado mantenimiento y las barras que forman el panel deben tener una separación de 9 cm.

– Conozca más sobre el objetivo de esta ley, la normatividad vigente y los criterios para construcción de piscinas en el congreso Actualización sobre normatividad de Piscinas en Colombia (Incluidos aspectos clave del RETIE), organizado por la Asociación Colombiana de Ingenieros el martes 28 de junio en Bogotá.