A partir de la fecha entra en vigencia el Decreto 079 de 2016, por medio del cual se deroga el Decreto 562 de 2014, y su Decreto modificatorio 575 de 2015.

Así lo anunció Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, quien argumentó la decisión por la falta de capacidad de la red de agua y a la insuficiencia de malla vial, en algunas zonas residenciales. “Las alturas pueden ser útiles en muchos sitios de la ciudad, pero no de manera indiscriminada en todas partes”, afirmó el alcalde.

El Departamento Distrital de Planeación (DNP), reveló que actualmente han sido aprobadas 901 licencias, dentro de las cuales, 189 están destinadas a la construcción de estructuras con más de 12 pisos de altura. Estas licencias que han sido aprobadas dentro del marco legal del decreto anterior, mantendrán su derecho a la construcción.

El decreto 652 permitía la construcción de edificios de gran altura en zonas residenciales entre las calles 127 y 1ª, y entre la avenida Boyacá y la carrera 7ª.  Para la administración fue necesaria su abolición, como lo comentó el secretario de Planeación, Andrés Ortiz Gómez, afirmando que: “el decreto tenía una dimensión mucho mayor de lo que pensábamos”. Dentro de las nuevas normas hay algunos cambios, entre ellos está el uso común de las cubiertas de los edificios por todos los propietarios, y no solamente por el propietario del último piso.

Desde el congreso de Camacol que se realizó este 23 de febrero en el departamento del Meta, Luis Felipe Henao, ministro de Vivienda, dio su respaldo a la decisión tomada por el alcalde Peñalosa, comentando que: “el Gobierno Nacional está de acuerdo con la derogatoria del decreto 562,  este era un decreto anti técnico. Hay una forma de desarrollar la ciudad de una manera ordenada y no improvisada, como lo establecía el decreto de alturas.  Se hacían edificios de 20 pisos sin mirar la capacidad vial, servicios y espacios públicos, por lo que el gobierno nacional celebra que este decreto haya sido derogado”.

Con la nueva reglamentación para la construcción de edificaciones dentro del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), se incluirán artículos para que se de una mezcla entre espacios comerciales y  residenciales.