Laura Pulido, directora comercial de Terranum, asegura que para este segundo semestre del 2018, el panorama es muy favorable dadas las características de la economía nacional, la cual tiene mucho espacio para seguir desarrollando su aparato productivo y de servicios locales, así como la capacidad de atraer inversión foránea para abrir nuevas operaciones en el país.

Creemos que el mercado tiene ciclos en los que a oferta puede ser mayor que la demanda, pero esto generalmente obedece a que el inventario de proyectos está en proceso de modernización y esto implica que las corporaciones prefieren trasladar sus operaciones a edificios con mejores especificaciones técnicas, generando a su vez una desocupación gradual y creciente de oficinas obsoletas o que carecen de todas las bondades y eficiencias de la vanguardia tecnológica y la arquitectura actual.

Así mismo, afirma Pulido, este fenómeno no implica una burbuja sino una oportunidad única para las empresas de consolidar sus operaciones en proyectos de clase mundial y apoyar de esta manera la mejora de la infraestructura de la ciudad.

Según la vocera de Terranum, para la ciudad de Bogotá, se evidencia que la demanda de nuevos espacios sigue creciendo a ritmos muy positivos, especialmente en oficinas localizadas en los nuevos centros empresariales de altas especificaciones que son operados por un propietario institucional del inmueble, lo que brinda a las empresas respaldo, seguridad, flexibilidad y un mejor servicio al cliente.

En el caso de Medellín, observamos una oportunidad única en los corredores periféricos como Las Palmas, el cual tiene un gran potencial para descongestionar a la ciudad por medio de la consolidación de un nuevo epicentro de proyectos corporativos de primer nivel, asegura Laura Pulido, enfatizando que las grandes empresas que llegan al país siempre tienen el común denominador de buscar confort, espacio y ubicación pero que el respaldo institucional y el acompañamiento hacen la gran diferencia.

 

También le puede interesar: Nuevas generaciones conviven y revolucionan el diseño de oficinas

 

Cortezza esquina empresarial 93

Con una inversión superior a $21 Millones de dólares, este edificio de 7 pisos y 18.361m² construidos, ubicado a dos cuadras del parque de la 93 en Bogotá, entró al mercado inmobiliario como una alternativa para las empresas que quieren trasladar o abrir nuevas sedes en este sector de la ciudad.

El edificio, que tiene una imponente doble fachada, cuenta con propiedades acústicas y térmicas, gracias al uso de vidrios KNT con capacidad de reflexión solar, y cortasoles en trespa que ayudan al control térmico. Así mismo, cuenta con respaldo de energía mediante generador eléctrico, con suplencia al 100%, sistemas de inyección de aire exterior y extracción de aire en sus 3 sótanos de parqueaderos, activados con sensores de CO.

Para este edificio sostenible, que está en busca de certificación LEED GOLD, se implementaron temas como captación de aguas lluvias reutilizables, equipos eficientes en consumo eléctrico y luminarias led con sistemas de control de iluminación y ahorro energético.