Durante muchos años, se ha buscado la manera de suprimir la posibilidad de un incendio eléctrico en los centros de datos de compañías provocado por una tarjeta de circuito humeante o la explosión de un conmutador.

Ante esto, la industria ha creado una solución segura, rentable y ecológica que disminuya estas problemáticas, como lo son las tecnologías híbridas. Esta consiste en sistemas que no tienen como base el agua y que mantienen los equipos protegidos y en perfecto estado. Utilizan una combinación de nitrógeno y una cantidad mínima de agua para generar una neblina suspendida con el fin de reducir el porcentaje de oxígeno y enfriar el espacio protegido, evitando daños a los servidores y otros sistemas electrónicos.

Además, debido a que utiliza mínima cantidad de agua, su mantenimiento es sencillo y económico, amigable con el medio ambiente, no es tóxico y no requiere que el área sea protegida, sellándola herméticamente.

De acuerdo con Julio Herrera, experto en protección contra incendios de Victaulic, los sistemas de supresión de incendios híbridos, son eficaces para extinguir pequeños fuegos y grandes incendios. Estos sistemas protegen eficazmente las industrias electrónicas y los centros de datos que hoy necesitan una solución segura y rentable. Al ser una tecnología 100 por ciento verde, no utiliza ningún químico tóxico y ha sido identificada por la Agencia de Protección Ambiental de EE UU por tener un potencial de calentamiento global de cero.

Por eso, utilizarlo en su compañía es una muy buena opción, porque de esta manera no se genera daños en los equipos que se utilizan para sus obras y no se generan pérdidas que afecten la rentabilidad de la empresa. A la vez, que cuida la salud de los trabajadores que operan estas máquinas.