“Estamos listos a trabajar con la Administración Distrital en esta nueva etapa, buscando apoyar los procesos para que las revisiones y aprobaciones de los protocolos se hagan de forma rigurosa y objetiva pero con la mayor agilidad posible”, dijo Alejandro Callejas Aristizábal, gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, después de los anuncios de la Alcaldesa Mayor de Bogotá sobre el mecanismo con el que la Administración recolectará la información relacionada con los protocolos de bioseguridad en las obras y su implementación.

Estos protocolos han sido definidos por el Gobierno Nacional para que el sector de construcción de edificaciones pueda retornar a sus actividades, al ser incluido dentro de las excepciones del aislamiento preventivo que vive el país a causa de la pandemia del COVID-19.

Callejas recordó que han sido varias semanas de intenso trabajo tanto con el gobierno distrital como con los empresarios del sector, definiendo los protocolos y las medidas que se ajusten a las necesidades de la ciudad.

“Desde el primer momento el sector edificador en Bogotá ha mostrado su incondicional compromiso con el objetivo principal, que es el cuidado de los trabajadores del sector generando las condiciones adecuadas para retomar el empleo y garantizar el sustento a las familias. Han sido muchas jornadas buscando alternativas para responder a la confianza que las autoridades, los trabajadores y los bogotanos depositan hoy en nuestra actividad”, señaló.

Callejas recalcó la disposición para lograr el éxito en esta semana de ajuste e implementación, además hizo un llamado a la administración para que paralelamente se puedan adecuar las obras para la apertura paulatina, algo que esperan miles de familias que tienen su sustento en esta actividad.