Es una oportunidad de negocio que permite aprovechar el uso del suelo aprobado y parte de lo construido.

¿Por qué reconstruir?

Para Ricardo Ávila, experto en transformación de locales con objetivos comerciales, corporativos o residenciales, es rentable transformar las edificaciones porque a nivel logístico se aprovecha el uso de los suelos, con permisos específicos que no se podrían dar en los siguientes POT.

Ávila agrega que la demanda de oficinas para empresas medianas y pequeñas está creciendo y algunos barrios tienen el derecho adquirido para que sus predios puedan ser usados como oficinas. Esta es la oportunidad para convertir viviendas en lugares apropiados para el funcionamiento de las Pymes.

Hay que tener en cuenta que muchas casas ubicadas en barrios que permiten la transformación de las edificaciones de residenciales a corporativas, tienen algunos impedimentos por ser construcciones de patrimonio cultural o de desarrollo arquitectónico reservado. Esto no es un problema si desde el principio se tiene pensado en un espacio que conserve la arquitectura exigida en su estructura y fachada.

Sistemas livianos de construcción

Es ideal para las reconstrucciones, debido a la tecnología aplicada que permite avances haciendo una relación apropiada de costo, función y ahorro de tiempo.

Por ejemplo, las placas planas de fibrocemento aseguran niveles de estabilidad dimensional y resistencia. Por otra parte las placas planas de yeso son livianas, fáciles de manipular, dimensionalmente estables e incombustibles.

Otro de los beneficios de los sistemas livianos es el mejor aprovechamiento del espacio debido a la reducción del peso en los materiales, que permite tener mayor capacidad para mobiliario u otros materiales que suman peso a la estructura.

EL DATO: La construcción liviana permite aprovechar mejor los espacios cumpliendo con la ecuación resultado del estudio del cálculo estructural.

No olvide al calculista: el éxito de una reconstrucción está basado en gran par te en hacer los cálculos estructurales adecuados que permitan definir el peso que puede soportar la nueva edificación.

En Colombia, algunos temas técnicos de construcción liviana y los materiales para su ejecución se encuentran normalizados por la NSR-10 y el Icontec.

Ricardo Ávila Diseñador de Interiores

Consejos antes de iniciar la demolición

-Estudiar muy bien la viabilidad del proyecto. Saber con claridad el objetivo final, qué se quiere hacer con el predio.

-Se contrata un ingeniero civil calculista, es la persona que da la carga estructural.

-Desarrollar intentando aprovechar al máximo lo que se tiene para que sea rentable como las estructuras, columnas, vigas y placas. La buena selección de lo funcional permite adelantar tiempo en la obra.

-Elegir muy bien los materiales y acabados.

Consejos para iniciar la reestructuración

-Tenemos que pensar en la carga viva y muerta, hay que sumar ambas y el resultado nos tiene que dar la misma fórmula que nos arroja el cálculo estructural.

-Establecer cuántas personas van a tener en el máximo uso del espacio, cuánto pueden pesar los materiales que se van a poner en el espacio.

-No todos los materiales cumplen con el objetivo que prometen, indispensable evaluar al proveedor.

-Nos obliga a hacer un estudio de los acabados y materiales para que realmente ofrezcan las condiciones que necesitamos para el espacio.

Caso de éxito

Un ejemplo de reestructuración de una construcción es el Teatro Esdiart en Bogotá, el cual cumple un año desde que se hicieron cambios que convirtieron una edificación con espacios abiertos para usos empresariales, en un lugar con espacios académicos, lúdicos y de servicios.

Uno de los aciertos en la construcción del teatro fue la independencia en la parte auditiva de las salas por medio de sistemas livianos con aislamiento comprobado y puertas herméticas, además del buen aprovechamiento de los espacios debido a los buenos resultados de los estudios realizados por el calculista y por la selección de los materiales para cada nivel.

-Estudiar muy bien la viabilidad del proyecto. Saber con claridad el objetivo final, qué se quiere hacer con el predio.

-Se contrata un ingeniero civil calculista, es la persona que da la carga estructural.

-Desarrollar intentando aprovechar al máximo lo que se tiene para que sea rentable como las estructuras, columnas, vigas y placas. La buena selección de lo funcional permite adelantar tiempo en la obra.

-Elegir muy bien los materiales y acabados.