La implementación de las medidas estrictas de bioseguridad permitirá a las constructoras  mantener el compromiso de dar inicio a las obras y proyectos de construcción bajo óptimas condiciones de salubridad.

La Circular Conjunta 001 del 11 de Abril de 2020 dispuso las orientaciones sobre medidas preventivas y de mitigación para reducir la exposición y contagio por infección respiratoria aguda causada por el sars-cov-2 (covid-19) que aplica a los actores del sector de la construcción de edificaciones y su cadena de suministros.

Este señala que cada proyecto debe adaptar su protocolo de bioseguridad, prevención y promoción para la prevención del covid-19 en las zonas de influencia de las obras en ejecución y debe estar articulado con los sistemas de seguridad y salud en el trabajo.

Medidas de bioseguridad para la reactivación

1. Mantener informado a los trabajadores:
Gran parte de las medidas del protocolo se enfocan en reforzar la información que reciben los trabajadores en obra, desde la actualización de noticias generales del virus hasta información del manejo interno de los protocolos. 

Para esto se indican:
– Ubicar carteleras informativas en áreas de la edificación.
– Charlas de seguridad previas al inicio de las actividades laborales.
– publicar, mediante piezas didácticas, la explicación de cómo debe hacerse el código de etiqueta respiratoria.
– Generar contenidos informativos basados en fuentes calificadas.

2. Incrementar las medidas de limpieza y desinfección:
Esto aplica para los trabajadores, las herramientas y los espacios en la ejecución de la obra. 

Esto implica:
– Disponer en áreas comunes y zonas de trabajo para realizar lavado de manos con agua y jabón.
– Incrementar la frecuencia de limpieza y desinfección de superficies, elementos y equipos de trabajo de las áreas administrativas.- Establecer jornadas de desinfección periódicas de áreas como campamento, áreas de almacenamiento de maquinaria, de herramientas de trabajo individual, área de comedores, áreas unidades sanitarias (fijos o portátiles), área de Locker, área de almacenamiento de materiales de construcción, áreas administrativas, ascensores (si aplica), escaleras, áreas de descanso, entre otras.
– Garantizar el lavado y desinfección diario de la dotación de trabajo (botas, cascos, guantes, protectores visuales y auditivos, deben ser cumplir con el protocolo de limpieza y desinfección antes y después de la labor) y de los overoles.

3. Garantizar el suministro de los insumos de protección y EPP:
El cumplimiento del protocolo exige a los constructores, administrativos y dueños de proyectos la adquisición de suministros de salud e insumos de limpieza y desinfección destinados a equipos y personal.

Donde se debe:
– Disponer de alcohol glicerinado para que el trabajador se higienice las manos al momento de abordar labores, después de entrar al baño, antes de consumir alimentos y al finalizar las labores, sin embargo, no olvidar que cuando las manos estén visiblemente sucias lavarlas con agua y jabón.- Disponer suministros de gel antibacterial en las áreas de descanso, administrativas, ingreso a ascensores (si aplica), y aquellas de alto tránsito al interior de la edificación.
–  se debe garantizar el suministro diario de tapabocas y la capacitación de los trabajadores en la forma de uso y retiro.