Dentro de los protocolos para el cuidado de los trabajadores en obra, durante la pandemia declarada por el COVID-19, se establecieron tres puntos principales que se deben socializar, informar de su uso correcto y llevar a la practica, sin excepciones para todos los trabajadores y personal de los proyectos constructivos. 

1.  Acopio y aislamiento de insumos
Las herramientas, equipos o materiales de obra deben contar con un espacio para descargue, es decir una zona en la cual los proveedores y la logística entregan estos a la obra. 

Estos insumos pasarán por un proceso de limpieza y desinfección utilizando alcohol al 70 %, así cada insumo es desinfectado y ubicado en esta zona de transición, previo a su uso por los contratistas y personal operativo.

2. Control de ingreso y demarcación
El ingreso del personal es el primer momento de detención y de prevención para la propagación del virus. El personal deberá entrar en turnos con distanciamiento y con los insumos individuales, al llegar a la obra deberán reportar su condición médica y la toma de temperatura de todos los trabajadores.

3. Puntos de control de lavado de manos
Dentro de la obra a la entrada y áreas comunes la empresa constructora dispondrá zonas para el lavado de manos con agua y jabón. La política de lavado de manos se debe cumplir de manera obligatoria en el ingreso, por lo menos cada tres horas, antes del contacto con alimentos, y  antes y después de la manipulación de equipos y herramientas.